Hermosillo, Sonora. Miercoles 25 de Abril de 2018
 
|

2017, un gran cierre

Mensajes
Gilberto Armenta

Correrán tres meses del tercer año de la gobernadora Claudia Pavlovich Arellano en Sonora, y los resultados de su gestión no son en ningún sentido aleatorios.

En la totalidad de este tercer año de mandato, el proceso electoral que se vivirá de lleno en el 2018 no mengua la dirección que esta administración estatal ha tomado.

La oposición, dividida entre los partidos Acción Nacional, de la Revolución Democrática, de Regeneración Nacional, y el de Movimiento Ciudadano, además de los partidos satélite de siempre, no atinan a tomar un tema sólido con el que capitalicen una campaña que afecte al PRI como partido en el poder, y en consecuencia a sus candidatos.

El albiceleste David Galván Cazares permanece estático, con apenas algunos vestigios de oposición responsable. La lucha interna por recomponer a su partido lo mantiene al filo de la navaja, y sus escasas criticas han sido llamarada de un solo día.

El perredista Miguel Ángel Armenta Ramírez, en la misma situación que su ahora camarada a causa del frente nacional, concentra su esfuerzo en promocionar su coalición con el PAN, intentando darle a su partido el mayor hálito de resurrección posible, dejando de lado el acervo critico que antes caracterizo a este partido.

El morenista Alfonso Durazo Montaño ha sido más duro, y con un abanico de posicionamientos en las redes sociales. Pero su opinión únicamente entre los pejista, ya que esta fenece apenas al siguiente amanecer.

Y las criticas ciudadanas en las redes sociales provienen mayormente de cibernautas ligados a los partidos de oposición, o en el peor de los casos, a troles sin sentido.

Y la que es absolutamente genuina, centra sus reclamos, con la intención de que sean atendidos y solucionados, y no para crear debate. Además, esta actividad en redes sociales no suele ser repetitiva ni en la ignominia como la de aquellos que solo buscan golpear electoralmente a quienes no piensen como ellos.

La oposición se ha perdido, en términos generales, en señalamientos calificados al vapor, y aprovechados solo para mantener su vigencia como tal, pero no ha ofrecido, en ningún momento, propuestas o soluciones inmediatas ante lo que está criticando.

Esta situación no es obra de la casualidad, ni de la falta de pericia de aquellos que han querido afectar la imagen del gobierno estatal de Claudia Pavlovich.

Son varios los factores que influyen para que, mientras el proceso electoral avanza, este se vaya separando paulatinamente del quehacer gubernamental que, en términos de respeto a las leyes electorales, así debe mantenerse.

El primero de ellos, y sin duda el más importante en este momento de la maquinación de las campañas negras, es el desarrollo personal y familiar de los funcionarios de primer, segundo y tercer nivel dentro del gabinete estatal. Hasta la fecha, siguen sin dar escándalos públicos de ninguna naturaleza en el que se vea envueltos como funcionarios, sus parejas y/o su descendencia. Ese es el primer acto que le permite a la mandataria estatal seguir insistiendo – como su obra insignia – una mejor calidad de vida para las familias sonorenses.

El segundo es el contante esfuerzo por mantener la recuperación del estado, con obras entregadas en los 72 municipios que lo componen relacionados a la vivienda, las carreteras, la salud y la educación. Los apoyos a madres jefa de familia, familias emprendedoras y pequeños comerciantes han sido importantes. Los programas sociales, las becas, el apoyo económico a los grupos mas vulnerables, entre una centena mas de acciones le permiten al gobierno estatal no ser blanco de las malas intenciones de la oposición, pero mayormente, contar con el voto de confianza de los sonorenses que, pese a las campañas en contra, ven a Claudia Pavlovich como una gobernadora que paulatina y constantemente está cumpliendo con sus responsabilidades para con ellos.

El tercero es la actividad paralela que muchos militantes del PRI y miembros de la sociedad civil hacen a favor de las familias sonorenses. Descuentos en los recibos de la CFE, agenda de iglesias y asociaciones civiles para evitar las adicciones, grupos de apoyo para detener la violencia intrafamiliar, empresas involucradas en la generación no solo de empleos sino de beneficios adicionales para sus trabajadores, convocatorias para eventos deportivos y tanto así de obra social más, colocan al gobierno estatal como el más incluyente hasta la fecha.

Además, esa inclusión no es solo hacia la sociedad civil, sino también hacia los municipios gobernados por otros partidos y sus miembros que ocupan otros cargos de elección popular, que han recibido de Claudia Pavlovich Arellano toda clase de atenciones, cortesías y apoyos indistintamente de la ideología política que se profese.

Eso hace que el cierre del 2017 sea de éxito total para Claudia Pavlovich. Se seguirá informando.

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=136412

Publicado por en Dic 11 2017. Campo bajo Reino de Sátrapas. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte