Hermosillo, Sonora. Domingo 26 de Mayo de 2019
 
|

A restañar heridas políticas y particulares

Archivo Confidencial
Armando Vázquez

alc-dfo

¿POR QUÉ GUSTAVO Madero dijo que se había perdido Sonora en su momento?, la respuesta es simple: tenía en sus manos el resultado. ¿Y Javier?, lo más seguro es que sí y desde el principio. Él sabía el domingo siete que había perdido.

Entonces nunca fue engañado. Javier se complicó su existencia apoyando en todo al gobernador Guillermo Padrés. Son cómplices.

Está elección ha dejado ver sin duda alguna que gobernador no deja gobernador. Quién sabe dónde andará Javier en estos momentos pero no le queda de otra más que hacer de tripas corazón y reconocer que Claudia ganó en buena lid.

Ahora el panorama político será muy interesante.

Por ejemplo en el PAN. No deja de ser la segunda fuerza política en Sonora. Los grupos de poder al interior ya se reorganizaron, por eso David Figueroa anda en campaña por el Estado hablando de la «refundación» de dicho instituto político.

Estos cambios los vamos a ver en agosto, cuando el tinglado nacional cambie por completo y se observe la desgarradora lucha entre el equipo que apoya a Ricardo Anaya y el del ex presidente Felipe Calderón.

Ricardo Anaya, muy amigo de Damián Zepeda puede tener un brazo ejecutor para apoyarse en un Sonora azul dolido pero no creo que logre levantar el vuelo en el aspecto de apoyo. Aquí, los grupos de interés funcionan en base a intereses familiares y en ese aspecto Damián es muy joven.

Con respecto al alcalde Alejandro López Caballero, es cierto, puede lograr un caballazo y buscar la cabeza del PAN en Sonora, pero se reducen sus posibilidades al perder la capital de Sonora.

Entonces nos queda un David Figueroa que cuenta con la experiencia, los recorridos por el Estado como precandidato a la gubernatura y luego como apoyador de Javier en las últimas entradas del juego y algo muy importante, ya fue dirigente estatal del PAN. Le conoce a esto al dedillo.

Bajo esta consideración, David es el capital político que puede lograr la alianza de una mayoría de panistas que lo ven con buenos ojos.

Sobre Gustavo de Unanue Aguirre, si pero no. Su problema, a pesar de que cuenta con los atributos suficientes es uno: la jugó con Damián y eso no lo olvida la raza.

En cuanto al PRD, Carlos Navarro debe controlar la dirigencia estatal y empezar una campaña de cicatrización y unidad.

Sobre el PRI. Una vez que tome las riendas del poder Claudia, sin duda alguna que dirigirá los destinos del PRI en Sonora y se hará lo que ella disponga pues más de 70 mi votos diferenciales de triunfo le dan esa oportunidad y muchas más.

Eso sí, deberá cumplir todas las expectativas de los sonorenses, sobre todo lo relacionado a la justicia.

Otro problema que va a tener Claudia además de los ya conocidos, será el hecho de tener que realizar una campaña en estos días, una vez que descanse, que busque la cicatrización de heridas pues sin duda alguna que los 38 mil votos que le dieron los cajemenses van a tener una valor cuando se trate del manejo de intereses.

Además, deberá manejar un acercamiento efectivo con los ayuntamientos donde su partido no ganó pues a nadie gustará un Sonora dividido por las elecciones.

No la tiene fácil, aunque claro, eso se sabía desde el principio. Eso sí, debe iniciar por parte de todos los concursantes, ganadores y perdedores, un impasse en el cual se restañen la heridas y superen su situación política y particular que se dio en estos tres meses de contienda.

 

DONDE ESTÁ de mírame y no me tientes es en el distrito octavo, donde Carito Lara y Rosa Isela Martínez se enfrentaron. Van muy parejos a las seis y media de la tarde. Para este lunes ya sabremos quién ganó.

 

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=82191

Publicado por en Jun 15 2015. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte