Hermosillo, Sonora. Lunes 19 de Agosto de 2019
 
|

Célida López, en su encrucijada… otra vez

EN LOS PASILLOS DE tesorería municipal del Ayuntamiento de Hermosillo al conocerse la renuncia del titular, Martín Alberto Azpe Fimbres, entre el levantamiento de cejas de quienes allí laboran, empezaron a surgir pedazos de información sobre las posibles causas de su abandono de este importante cargo.

La creencia de que ya se había manejado su posible salida y la de otros funcionarios es débil. Y es que se ha manejado, entre otras cosas, de la proximidad de un escándalo de alto calibre, que por supuesto dará mucho de qué hablar pues involucra a la misma alcaldesa Célida López.

Quienes supuestamente saben de esto, han hecho correr la especie de que Azpe Fimbres fue orillado a mostrar un comportamiento a todas luces ilegal y relacionado a cobrar mochadas cuantiosas de hasta un cincuenta por ciento para pagar a proveedores pagos atrasados y que datan de administraciones anteriores.

Tal es el nivel del escándalo que se dice y ha trascendido que fue objeto de un “levantón” al estilo Sinaloa, para dejarle en claro el mensaje de a quién debía de pagar primero  y con ello pasarle el recado de que había compromisos que cumplir. Es grave lo que se señala a retazos, en caso de ser cierto, pero no deja de llamar la atención.

Como era de esperarse y bajo el mayor sigilo la renuncia de Azpe Fimbres se dio este lunes y fue reemplazado  por Daniel Sánchez González, el Oficial Mayor en funciones, cuyo cargo a su vez será ocupado por Manuel Guillermo Cáñez Martínez.

Por cierto, saldrá también el secretario del Ayuntamiento Nicolás Alfredo Gómez Sarabia quien ocupará la dirección de Agua de Hermosillo en lugar de María Victoria Olavarrieta Carmona quien obviamente no pudo con el paquete y en lugar de Gómez Sarabia entrará Joaquín Rodríguez Vejar, un jubilado de la CFE quien fungía como jefe de la Oficina de Presidencia a quien a todas luces, se lo van a acabar tantas broncas y ello se reflejará en su salud.

Los cambios se realizarán este martes en cabildo, a las seis de la tarde, hasta donde se sabe.

Pero regresemos con el ahora extesorero. ¿Sabrá que existe el delito de omisión por parte de los funcionarios y que puede ser llamado a cuentas para conocer los motivos de su salida?

No es cosa menor lo que se dice en Tesorería pues todo se sabe y bien dicen que cuando el río suena es que algo lleva.

De confirmarse esta mala noticia en medio de la crisis de inseguridad que se vive en la capital de Sonora, sería un duro golpe a la “ciudadanización” que había llegado a Palacio Municipal en septiembre del 2018.

Ya veremos si esta versión se confirma en los próximos días y si esta versión da para más.

Por lo pronto, mientras los hermosillenses viven con miedo y con el Jesús en la boca ante los hechos violentos que recientemente se han suscitado, por rumbo del Ayuntamiento ahogan a los proveedores y a quienes no sueltan su debida aportación.

 

ESTÁ CAUSANDO polémica la propuesta que ya se esperaba sobre los llamados matrimonios igualitarios interpuesta por la legisladora de Morena Yumiko Palomares Herrera quien le dio lectura para que se turne a comisiones, misma que posteriormente pasará a comisiones donde se trabajará el contenido, para que después salga el dictamen y poderlo votar durante el próximo periodo ordinario.

Hasta donde tengo entendido el matrimonio entre personas del mismo sexo no está prohibido en Sonora, pues incluso hay varios ejemplos de ello vía amparo que siempre ganan quienes deseen casarse.

Sin embargo, la polémica es que esta propuesta de la Ley Yumiko viene a colocar a yodos los sonorenses en una dinámica de aceptación o no a lo que, quienes están en contra, señalan que es el inicio de los llamados “Falsos Derechos”, que conceptualmente conlleva a la aplicación de otros más como el derecho al aborto, la supuesta buena muerte o eutanasia, la desaparición de la paternidad alegando los derechos de los menores a aceptarse como hijos de sus padres, la mota segura y un sinfín de cosas más que, curiosamente pegan en el modelo de familia que hoy tenemos.

Hay otros que aceptan este tipo de posibles leyes alegando que a final de cuentas es la persona la que determina si se utiliza o no. Lo cual es tanto como permitir una amplia apertura de congales de prostitución en toda la ciudad, o de más expendios de bebidas alcohólicas, o casinos, pues la gente define si los utiliza o no. ¿Me explico?

Y es que todo está en el primer paso. ¿O acaso ya se nos olvidó que ocupamos el primer lugar como consumidores de bebidas alcoholizadas en el país con todas las consecuencias que ello acarrea?

¿O los casinos y el montón de ludópatas que ahora hay –sobre todo jubilados–, para lo cual se implementó una ley mediante la cual se les cobrarán dividendos a esas casas de juegos y con perjuicio de sus clientes?

¿Qué se casen entre ellos y ellas?… nadie se opone, lo que no gusta es lo que viene, sobre todo modelos de matrimonios que exigen cada vez más beneficios como la adopción, el rompimiento de reglas antinaturales que luego quieren conformar en naturales como el uso de baños mixtos en las primarias y secundarias, la imposición de su criterio como si todo mundo debería de aplaudirles sus ocurrencias. Ese es el detalle que se avecina lector y todo comienza con un primer paso.

¿Eso queremos como sociedad alegando estar en la onda mundial?

Por lo pronto Sinaloa y Baja California se opusieron con justa razón. Ahora le toca el caso a Sonora y a los sonorenses. Ya veremos qué clase de políticos tenemos.

 

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

https://www.facebook.com/armando.vazquez.3304

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=170461

Publicado por en Ago 6 2019. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte