Hermosillo, Sonora. Miercoles 20 de Febrero de 2019
 
|

Comida rápida puede provocar enfermedad mortal

 

Comer comida chatarra de vez en cuando no está mal, sin embargo, convertirlo en un estilo de vida es caminar hacia una muerte lenta y dolorosa.

Recientemente científicos de la Universidad Estatal de Portland, Estados Unidos, descubrieron en un nuevo estudio publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences que los alimentos ricos en grasas y azúcares aumentan el riesgo de sufrir sepsis grave, una enfermedad que puede provocar la muerte repentina.

Aunque quisiéramos que no fuera cierto, es verdad. La sepsis -que es la reacción del cuerpo para combatir infecciones- puede provocar shock e insuficiencia orgánica.

En el estudio, los ratones que fueron alimentados con la dieta occidental —caracterizada por ser baja en fibra y alta en grasa y azúcares— mostraron un aumento en la inflamación crónica, niveles de sepsis más graves y tasas más altas de mortalidad en comparación con los ratones que recibieron una alimentación equilibrada.

Brooke Napier, profesora asistente de biología en la Facultad de Ciencias y Artes Liberales de la Universidad Estatal de Portland, afirmó que esos hallazgos sugieren que los ratones alimentados con la dieta occidental sufrían niveles más graves de sepsis y morían más rápido debido a alguna característica de su dieta, y no por el aumento de peso o por el microbioma (el conjunto de bacterias del cuerpo).

El sistema inmunológico de los ratones con una dieta occidental tenía un aspecto y un funcionamiento diferentes”, asegura Napier.
Parece que la dieta manipule la función de las células inmunitarias para que seas más susceptible a la sepsis, y luego, cuando desarrolles la sepsis, mueras más rápido” .
Napier también indicó que el equipo científico identificó en ratones alimentados con dieta occidental marcadores moleculares que podrían usarse comopredictores o biomarcadores para pacientes con alto riesgo de sepsis grave o pacientes que pueden necesitar un tratamiento más agresivo.

El laboratorio de Napier está estudiando si lo que influye en la función de las células inmunitarias son las grasas específicas en la dieta alta en grasas.

Los hallazgos pueden ayudar a los hospitales a controlar mejor las dietas de los pacientes en la unidad de cuidados intensivos, ya que los enfermos ingresados en esas unidades son las personas que tienen más probabilidades de desarrollar sepsis.

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=161357

Publicado por en Feb 12 2019. Campo bajo General. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte