Hermosillo, Sonora. Miercoles 16 de Octubre de 2019
 
|

Con la regla de los 5 segundos sabrás si puedes pasear a tu perro

 

Qué calor, ¿o no? ¿Habías oído hablar de la regla de los 5 segundos? Según esta regla, podemos saber con certeza el momento más adecuado para sacar de paseo a nuestro perro, cuando las temperaturas en el exterior son tan altas como las que hemos tenido estas semanas anteriores en las que el mercurio rozaba los 45 grados en algunas zonas del país.

La regla de los 5 segundos nos dice que debemos poner el dorso de nuestra mano en el asfalto o la acera. Si no podemos aguantar ese tiempo, es decir los 5 segundos, el suelo está demasiado caliente como para sacar de paseo a tu perro.

Es en esta época del año, en la que el sol, las altas temperaturas y sus consecuencias protagonizan gran parte de los informativos de sobremesa, en la que más se escuchan multitud de consejos a tener en cuenta. Este año, además de las consabidas recomendaciones para no dejar a ningún animal o persona dentro de un coche bajo el sol ni si quiera para hacer un recado, han surgido en Internet varios post que nos hablan de la regla de los 5 segundos.

Entre estos post, destaca el que compartió la Guardia Civil en su perfil de Twitter este pasado 23 de junio. Aunque no ha sido el único.

El consejo, como todos, nunca está de más, especialmente para el conocimiento de aquellas personas con perros en casa que por el motivo que sea desconozca el daño que un calor tan abrasador como el que puede coger el asfalto en verano en horas de pleno sol puede ocasionar en las patas de sus mascotas. Concretamente, en sus almohadillas.

Las almohadillas de los perros son una zona sensible de estos animales susceptible de sufrir cortes, heridas y quemaduras, pues son las que están en contacto directo con el suelo. Si un paseo de varias horas por el campo puede hacerlas trizas, especialmente en perros pequeños poco acostumbrados a estos parajes, imaginaos el daño que les puede hacer un paseo por el caliente asfalto.

Además, debemos de tener en cuenta que es por las almohadillas por donde el perro transpira (suda). Los perros carecen de glándulas sudoríparas en su epidermis y no sudan del mismo modo que los humanos y otros animales. La lengua también es un órgano por el que eliminan ese exceso de calor.

En definitiva, con las mascotas, al igual que con las personas (niños y mayores especialmente) debemos guiarnos por nuestro sentido común y pensar: ¿saldría yo a pasear a las 4 de la tarde en pleno verano -ya no digamos ‘ola de calor’? Pues ya tienes la respuesta.

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=149987

Publicado por en Ago 1 2018. Campo bajo General. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte