Hermosillo, Sonora. Viernes 22 de Noviembre de 2019
 
|

Culiacán, ¿Waterloo de Alfonso Durazo?

ARCHIVO CONFIDENCIAL
POR ARMANDO VÁSQUEZ A.

SERÁ EL SERENO pero lo ocurrido en Culiacán no es cosa menor. Ni tampoco lo de Aguililla en Michoacán donde el CJNG asesinó a catorce policías estatales y en  la comunidad de Tepochica, en el municipio de Iguala, Guerrero, un soldado a quien mataron, en defensa eliminó a catorce “ciudadanos” armados hasta los dientes y quienes le dispararon hasta lograr asesinarlo. Desgraciadamente AMLO la jugó al revés y mencionó a los catorce, no al soldado.

En Culiacán claro que hubo muertos. Tanta bala no era para menos. Y de ambas partes. El detalle es que los sicarios si suben a redes lo que hacen con los soldados y policías asesinados. Es terrorífico. Claro que lleva mensaje su acción.

Vicente Fox en su actuar contra la 4T manejó en su twitter burlándose del mensaje de AMLO, aquello de las mamás y las abuelas.

La cara de AMLO cuando informó que sería el Gabinete de Seguridad quien rendiría un reporte sobre lo ocurrido en Sinaloa, le quita la seguridad que como Presidente debería de tener. Aquí está y vea su cara: https://bit.ly/2J2gbKx

El problema comenzó con el manejo de la información.

El reporte de Alfonso Durazo fue el siguiente:  https://bit.ly/2qpZcLR, no fue tajante pero manejó que en un operativo policiaco en Culiacán se detectó la presencia del hijo del chapo, Ovidio Guzmán,  no deja en claro si lo atraparon o no, pero sus palabras dan a entender que prácticamente lo soltaron, lo cual es muy malo.

De inmediato y por lógica, quienes manejan la estrategia de comunicación de la Presidencia de la República, dejaron en claro en una primera instancia que efectivamente, se había apresado a Ovidio Guzmán como lo manejó Excélsior https://bit.ly/2N3fCBB y lo reforzó El Universal https://bit.ly/2oQvKhz

Pero no lo dejó en claro Alfonso Durazo.

Por ello luego vino Reforma a negar lo que habían manejados los otros medios señalando que dejaron escapar al hijo del capo  https://bit.ly/2VYyx4w

Y la nueva estrategia fue tratar de proteger al secretario de seguridad publicando que Ovidio, el hijo de El Chapo Guzmán sí fue liberado en Culiacán https://bit.ly/33INB8K y se supone que está fue la estrategia final pues de inmediato se operó en esa línea con diferentes medios informativos: El Imparcial https://bit.ly/32Ayb6J, La Jornada https://bit.ly/2MnM7ev y otros más.

Lo más curioso es que en el caso de El Universal luego tuvo que recular al señalar en su encabezado: Detienen y luego liberan a Ovidio Guzmán, hijo del Chapo https://bit.ly/2IYcSEk

Maneja El Universal que según declaraciones a Reuters, Alfonso Durazo echó la culpa al Ejército de haber soltado al chamaco del chapo. Por Dios, pero ahí está el link líneas arriba. Una rayita más al tigre militar. Aguas.

Son cosas de la comunicación y estrategias mal desarrolladas.

El hecho es que Alfonso Durazo se encuentra en una paradoja que aún no entiende precisamente porque no conoce del tema de seguridad que es para especialistas como es la química, leyes, etcétera. No ha entendido que está pasando por una situación que infringe el sentido común, pero además, y desgraciadamente para el sonorense, tiene que agachar la cabeza ante los designios de su jefe AMLO que tantas veces lo ha cobijado.

Este desmadre mediático que no supo manejar Alfonso me lleva a suponer que muy posiblemente Culiacán sea su Waterloo.

Lo peor de todo es que ni su culpa fue pues el manejo estratégico de comunicación no lo manejó él, pero quienes lo hicieron no saben lo que hacen.

Pero independientemente de si capturaron al hijo del chapo o no, lo impresionante que se vivió en Culiacán fue, como lo dijo el mismo Durazo, que se unieron grupos –muchos de ellos antagónicos entre sí–, para ir a rescatarlo convirtiendo a la capital de Sinaloa en un campo de batalla memorable.

Y si vemos los últimos diez días en los que han pasado los sucesos señalados en el primer párrafo la peligrosidad va un poco más allá de los balazos, es una cuestión de Estado.

Es decir, como decía Felipe Calderón quien inició su lucha contra el narcotráfico señalando en primera instancia que los narcos querían y habían logrado en muchos municipios del país, sustituir al Estado como fuerza preponderante.

Es algo que se llama narco estado,–que en este caso sería Estado Fallido, lo cual merece otra columna–, que todo indica que vamos para allá si el Ejército, hoy muy enojado, lo permite lo cual es otro tema paralelo a lo ocurrido en Culiacán donde por cierto dijo Alfonso Durazo que se iría junto con su mesa de seguridad a instalarse a dicha capital para solucionar el problema.

¿Ya para qué?

Por cierto, ya hay voces que se manejan en el sentido de que Alfonso Durazo debe renunciar a su cargo como lo dice el  Lic. Héctor Contreras Pérez, dirigente de la Barra de Abogados de Sonora, lo cual es un punto que pone en el pandero social.

A lo mejor tiene razón el compadre de Alfonso, el diputado Luis Armando Colosio cuando ha expresado que no será candidato a la gubernatura de Sonora en el 2021. Y es que ya hemos insistido, la secretaría de seguridad nacional nunca fue desde el inicio la mejor cartera para brillar políticamente.

 

PERO EN FIN, por hoy es todo, el lunes le seguimos si Dios quiere.

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=173112

Publicado por en Oct 17 2019. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte