Hermosillo, Sonora. Lunes 19 de Agosto de 2019
 
|

Damián Zepeda, tras rechazo a mejor luminosidad en Hermosillo

ARCHIVO CONFIDENCIAL
POR ARMANDO VÁSQUEZ A.

 

ESTUVO COMO INVITADO en el grupo de periodistas Contrapunto diez el alcalde Maloro Acosta. Platicamos de todo.

Lo curioso es que cuando estábamos en el desayuno, el dirigente estatal del PAN, David Galván, publicó en su twitter que tacharía de traidor  a cualquier regidor panista que se atreviera a aprobar el proyecto de concesionar el servicio de mantenimiento del alumbrado público.

El alcalde entendió el mensaje y lo respondió con nosotros cuando dijo que es más traidor a la ciudad quien no busque la prosperidad y reforzó esto señalando que en su momento fueron los mismos regidores panistas quienes aprobaron la mencionada concesión y les criticó abundando en que no es congruente que hora por obedecer “órdenes superiores”, permitan cambiar su criterio original.

Fue más allá cuando estableció que el compromiso debe ser para la ciudad a la que se deben y sobre todo subrayó que a todo lo que han solicitado se les ha cumplido, como por ejemplo el caso de la transparencia pues este concurso es uno de los más transparentes que se ha realizado no solamente en Sonora, sino en el país.

Aunado a ello, enfatizó, el proyecto se ha realizado conforme a los requerimientos que ellos mismos han solicitado, e incluso, por ejemplo, abundó en que no será deuda pública por un lado y por el otro, no se incrementará el DAP por este concepto, es decir, el costo seguirá siendo normal.

Y es que antes de este proyecto existían empresas a las que se entregaba de manera directa la reparación de luminarias, pero los controles eral flexibles, de tal forma que en lugar de bajar el nivel de quejas, éstas persistían o bien, aumentaban, lo cual conllevaba un sospechosismo natural.

El hecho es que la posición de David Galván viene a sostener esa teoría que hace rato manejamos en el sentido de que el principal opositor al mejoramiento de la ciudad es el mismo hermosillense incrustado en partidos de oposición.

Es que si ya se demostró que todo es transparente y no solo eso, sino que los candados que se interpondrán a la empresa ganadora son tales que de no cumplir con lo programado con el programa de cero quejas sobre alumbrado público y perder así su concesión, entonces cual es el problema.

Incluso el alcalde dejó en claro que tanto política como moralmente quien perdería más sería él, si en el lapso de unos ocho meses no se nota la diferencia en el alumbrado de la ciudad.

Aparte agregaría que esta concesión sería su tumba política si no se cumplen con los objetivos ya programados y entonces me pregunto: ¿cuál es el problema?

Aparte hay que subrayar que en otras ciudades del país, inclusive panistas, (creo que Querétaro), ya existe alumbrado público en base a leds y concesionado y ello ha traído por consecuencia la baja en los índices delictivos y se han logrado rescatar parques y colonias enteras a los malosos, y vuelvo a preguntar, si esto es así, entonces ¿cuál es el problema?

Si analizamos un poquito más allá esta problemática de la negatividad a apoyar este proyecto, pensaríamos en un exceso de maldad que quienes no le apoyan tienen en sus mentes la idea de que al estar toda la ciudad iluminada, sería tanto como permitirle al Maloro una catapulta que logre sustentar su proyecto político que hasta donde sabemos es una senaduría.

Pero no solo eso. Si la ciudad se encuentra perfectamente iluminada, con índices delictivos a la baja y con la aprobación de la sociedad en su conjunto, veríamos en cada luminaria led al Maloro de tal forma que ello chocaría de frente con la posibilidad de que el PAN recupere la capital.

Es decir, sería muy difícil para el PAN recuperar Hermosillo si todas las noches veríamos una luz impresionante en nuestras calles y por asociación cerebral lógica pensaríamos en Maloro y el PRI.

¿Me explico?

Entonces, así y sólo así, nos podemos explicar que el dirigente del PAN se haya atrevido a señalar que serían traidores aquellos regidores que pudieran apoyar este proyecto.

Sin embargo, y vale la pena reforzar esto, en decisiones como estas de apoyo –pues se requiere que los regidores panistas o de cualquier otro tipo de oposición lo acepten–, a esos ediles se les puede catalogar de gachos al no permitir el mejoramiento de la ciudad si es que se oponen a esto.

Incluso, el mismo contralor panista, Jorge Armenta, dijo que no había pex conforme a los procesos de transparencia que se han impuestos y vuelvo a preguntarme: ¿cuál es el problema?

Los opositores que son menos y me refiero a los regidores del Movimiento Ciudadano, a su  Lola del Río y al de Morena, están tratando de detener la luminosidad de Hermosillo, pero con argumento poco convincentes y se les nota que lo único que quieren es hacerse una campaña política por un lado y por el otros presentan una terquedad increíble para jalar agua a su molino, a sus interés, no para el interés del municipio y mucho menos para quienes de una u otra manera buscan elevar a Hermosillo a otro nivel.

Y esto duele más cuando vemos que uno de esos intereses es el de Damián Zepeda quien, como excandidato a la alcaldía, sigue ardido y ordenó a David Galván que no permitiera de ninguna manera aprobar este proyecto beneficioso para Hermosillo. Y eso no se vale.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=117426

Publicado por en Feb 16 2017. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte