Hermosillo, Sonora. Martes 12 de Diciembre de 2017
 
|

David Palafox: Vamos a cerrarle el mercado a los ladrones

Si los yunques, casas de empeño y empresas dedicadas a la compra de metales de valor no exigen a sus clientes comprobar la legal procedencia de los objetos que reciban, estarán cometiendo un delito, aseguró el diputado David Palafox Celaya.

El legislador presentó este jueves una iniciativa con Proyecto de Decreto de Ley que adiciona un artículo al Código Penal del Estado de Sonora en ese sentido, misma que fue turnada a la Comisión de Justicia y Derechos Humanos.

Con esta adición al Código Penal de Sonora, los dueños y colaboradores de este tipo de establecimientos deberán pedir a los clientes la entrega de notas o facturas que acrediten la legal procedencia de los objetos, porque de no hacerlo estarán incurriendo en un delito, explicó.

“Queremos cerrarle el mercado a los ladrones con esta iniciativa que tiene como objetivo inhibir el delito de robo en la entidad, convertido actualmente en un serio problema que afecta el patrimonio y la tranquilidad de los sonorenses”, dijo Palafox Celaya.

Palafox Celaya destacó que la iniciativa responde al hartazgo de los sonorenses debido a que, de acuerdo a datos del Inegi, entre los tres delitos más denunciados en Sonora durante el año 2015, estuvieron el de robo en sus distintas modalidades, como robo total o parcial de vehículos, robo en casa habitación, robo o asalto en la calle o en el transporte público, etcétera.

El hecho de que dichas empresas exijan el comprobante que demuestre la procedencia legítima de los bienes recibidos, daría como resultado la dificultad de deshacerse de la materia del delito de inmediato por parte del delincuente.

Lo anterior dará mayor margen a las autoridades de proceder a la investigación de una forma más oportuna, con mayores posibilidades de proceder con la detención de los autores y recuperar la materia del delito, señaló Palafox Celaya.

El también presidente de la Comisión Anticorrupción en el Congreso del Estado, dijo que mientras las casas de empeño y las recicladoras sean un mercado que facilita a los delincuentes convertir en dinero en efectivo los objetos robados, habrá quienes estén dispuestos a arriesgarse a dedicarle tiempo a esta actividad.

Mencionó que actualmente solamente existe una sanción administrativa para quien incurre en este tipo de prácticas, pero ahora se propone que sea un delito y se castigue con cárcel.

“De no cumplir con lo dispuesto en la iniciativa, los dueños de estas empresas serían sancionados con prisión de un mes a nueve años y con multa de una a doscientas cincuenta unidades de medida y actualización”, subrayó Palafox Celaya.

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=118818

Publicado por en Mar 2 2017. Campo bajo Politica. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte