Hermosillo, Sonora. Sbado 17 de Agosto de 2019
 
|

De la coalición a la colisión, juntos haremos historia

Arturo Soto Munguia

 

Es la hora de la reconsideración, de la reflexión, de la autocrítica y el replanteamiento de estrategias frente a la cruda que precede a la euforia de un triunfo espectacular, cuya polvareda poco a poco comienza a asentarse para aclarar el paisaje de la despiadada real politik.

Es la hora, en Morena-Sonora, de evaluar el costo beneficio de una alianza que a tres meses de la victoria parece estarles resultando bastante cara y no falta quien sostenga, ya de este lado del tiempo de la jornada electoral, que fue innecesaria.

Y es que ya echándole pluma y considerando el voto masivo por AMLO que cubrió al país entero y generó en Sonora un resultado que, perdonando el lugar común, fue histórico e inédito, Morena bien pudo haber ido con candidatos propios en la mayoría, si no es que en todos los cargos de elección en disputa y quizás los resultados hubiesen sido los mismos.

El problema estriba en que todavía en marzo del año pasado, ni los propios morenistas tenían idea de las dimensiones del tsunami. Por esas fechas fue cuando Alfonso Durazo abrió las puertas a las primeras comaladas de panistas se acercaron a buscar cobijo en el proyecto lópzobradorista. También se comenzaron a tejer las alianzas con el PT y el PES.

Un PT que unos meses antes todavía andaba litigando su registro como partido político y un PES que en 2015 obtuvo 18 mil votos en todo el estado.

He leído y escuchado a varios morenistas, quejarse amargamente de esta alianza y cuestionar, a propósito de lo que ocurre en el Congreso del Estado, a estos partidos políticos. Sobre todo al PT, a quien le echaron el caballo encima después de que tres de sus cinco diputados votaron en contra del punto de acuerdo para el nombramiento de los nuevos funcionarios en el Poder Legislativo.

Pero no descarten que en breve, las críticas también se dirijan hacia el PES, pues ayer, el coordinador parlamentario de ese partido fue un factor decisivo en el reencauzamiento del conflicto, para que los funcionarios cesados regresen a sus oficinas y sus casos sean abordados en lo individual, procediendo a las liquidaciones o jubilaciones correspondientes, y proceder luego a la renovación gradual de los mandos en el aparato administrativo del Congreso.

Con esto se difumina la idea original de Morena, que básicamente consistía en deshacer el nudo de un machetazo, independientemente de las consecuencias legales y hasta penales que hubiese traído consigo ese desplante.

Todavía ayer al mediodía, se presentaban fuertes jaloneos en la Comisión de Régimen Interno y Concertación Política, pues la coordinadora parlamentaria de Morena mantenía inamovible la posición de que los funcionarios cesados deberían irse ya y proceder a la contratación de sus relevos.

Unas horas después, se avanzó en las negociaciones y se abrió la puerta a una salida concertada, que bien pudo manejarse desde el principio, aunque hay que subrayar que este proceso venía viciado de origen desde la pasada legislatura, con el polémico despido posfechado que presuntamente firmó quien entonces presidía el Congreso, Rafael Buelna Clark.

Hay en estos momentos, al interior de morena un fuerte debate acerca de la conveniencia de mantener la alianza o la eventualidad de romperla, como lo han dejado claro varios de sus activistas más intensos en redes sociales, denostando desde sus cuentas a los diputados del PT y a su dirigente estatal, Ana Gabriela Guevara. Han sido especialmente ácidos en sus descalificaciones, arrimándole gasolina a una hoguera en la que podrían resultar con quemaduras de tercer grado.

Apostarle a una ruptura con el PT, sin embargo, los dejaría sin la mayoría calificada para posteriores votaciones en el Congreso. Y abonarle a un conflicto con el PES, de plano dejaría a Morena con sólo diez diputados, es decir, prácticamente en un estado de indefensión frente a muertos que la elección mató, pero que por lo visto, gozan de cabal salud.

Claro, ese sería el escenario más crítico, pero no es descartable si no se serenan los ánimos y se insiste en la premisa de que todas las canicas son para el ganador, sin considerar que, en la medida en que haya sido, el triunfo también corresponde a sus aliados. Y esto aplica también para los ayuntamientos ganados por esa coalición que, de no comenzar a usar la mano izquierda, se puede transformar en colisión.

Afortunadamente parece que comienza a prevalecer la madurez política y en esto tienen que ver no sólo las mentes pensantes de morena, sino también en el PT, donde la figura que ha ganado más espacios últimamente es el diputado Rodolfo Lizárraga, pero pocos ven la mano del verdadero operador político, el hombre más cercano a Ana Gabriela Guevara en Sonora, y el que ha venido marcando pautas en todo este proceso. Su nombre: Ramón Flores, a quien no deben perder de vista.

Por el lado del PES, el coordinador parlamentario, Jesús Alonso Montes Piña fue quien desempeñó un papel clave en la sesión de ayer en la CRICP, para reencauzar el tema de los despedidos por el camino de la legalidad.

Eso no dejó a todos contentos en Morena, como ha quedado claro por lo que con singular intensidad dejan plasmado en las redes sociales, pero al Congreso le urge regresar a la senda de la institucionalidad, con un buen arreglo en lugar de un mal pleito que convierta la coalición en colisión, lo que sin lugar a dudas traería consecuencias a la hora de enfrentar un par de temas importantes que se asoman en la agenda legislativa, como lo son la revisión de las cuentas públicas y la discusión del paquete presupuestal 2019.

 

II

Y con octubre comenzaron también los eventos alusivos al mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama y ayer se firmó un convenio entre el gobierno del estado y la fundación Beatriz Beltrones para acercar a las mujeres trabajadoras de la burocracia estatal, los servicios de atención médica que ofrece la Secretaría de Salud.

Esta es la tercera vez consecutiva que se firma este convenio en el que también participa el DIF-Sonora, y que ha contribuido a bajar la tasa de mortandad por cáncer de mama en el estado, que se encontraba en el tercer lugar nacional, y ya bajó al octavo en los últimos tres años.

La gobernadora Claudia Pavlovich y la senadora Sylvana Beltrones firmaron este convenio para seguir ofreciendo gratuitamente los servicios de detección oportuna de cáncer de mama.

En la nota grilla, la senadora Beltrones descartó su participación en la contienda 2021 por la sucesión en el gobierno de Sonora.

 

III

Y bueno, ya que andamos en las celebraciones de octubre, retomamos la invitación que Radio Sonora hace para festejar su 36 aniversario con un programa bastante nutrido de actividades culturales, científicas y deportivas a desarrollarse en diversas sedes, pero especialmente en el edificio de la radio y la plaza Hidalgo, frente al mismo, que ya ha sido prácticamente institucionalizada como escenario permanente para el goce del arte y la cultura.

El programa es muy completo y usted lo podrá consultar en la página de la emisora www.radiosonora.com

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=153870

Publicado por en Oct 4 2018. Campo bajo El Zancudo. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte