Hermosillo, Sonora. Viernes 20 de Julio de 2018
 
|

Deben solicitar permisos los cuatro aspirantes priístas

precandidatos-pri

Archivo Confidencial

Armando Vásquez

 

EL PRI emitió este miércoles por la tarde las convocatorias para la elección a gobernador de los estados de Michoacán, Baja California Sur y San Luis Potosí, hasta las seis de la tarde.

Se publicaron en las respectivas páginas de los comités directivos estatales y las revisé. Son muy parecidas a la de Nuevo León, la diferencia es en relación a las leyes estatales. Pero de allí en fuera hasta el procedimiento para la selección de candidato a la gubernatura es el mismo: por convención de delegados. No veo el por qué en Sonora vaya a ser diferente.

La ventaja que tiene el hecho de que sea por este método es que si fuera abierta, sería tanto como abonar al divisionismo. Además, en el caso de Sonora, el principal perjudicado sería Ernesto Gándara por algo que ya hemos comentado hasta la saciedad pues su contrincante sería ampliamente apoyado por el gobierno panista con el fin de que el borrego no llegue a ocupar esa candidatura. Simple lógica.

Más todo indica que será así por convención y no de ahora, sino un acuerdo que se tomó el 18 de noviembre pasado por el Consejo Nacional Político del PRI en la asamblea nacional. El asunto es que todos sabemos que una cosa es lo que se escribe y otra la que se hace. Al parecer, al menos en cuatro estados, según sus convocatorias, se ha respetado el acuerdo.

Claro está, usted y yo sabemos que lo válido en el PRI es convencer a una sola persona, en este caso al Presidente Peña Nieto quien, en el caso de Nuevo León, con la designación de Ivonne Álvarez y la resignación de los once aspirantes restantes, demostró el ejercicio del poder total y sobre todo una característica de la ahora candidata: le seleccionó el mandatario en base a las encuestas, al menos como una de los principales factores de incidencia en tal decisión.

Las convocatorias a su vez manejan sus tiempos. En el caso de las surgidas este miércoles establece que el registro de aspirantes a la candidatura para la gubernatura es el 23 de enero señalando que quienes deseen participar en el proceso interno deberán separarse de sus cargos cinco días antes del día de los registros estableciéndose el día 18 de enero como fecha límite para las licencias.

Y si nos atenemos a esos tiempos, entonces para la convocatoria de Sonora habrá que agregar dos días más. Es decir, el registro empezará allá por el 25 y las peticiones de licencia deberán ser a más tardar el martes 20. Aunque claro, ya se habla de que el mero día que se emita la convocatoria, el viernes, pues, solicitaran tal proceso. Así va la tónica.

Un hecho curioso y no por ello menos importante. En el caso de Nuevo León fueron dos senadoras las que pidieron licencia, Ivonne la designada candidata de unidad y María Cristina Díaz quien ya regresó al Senado. Este miércoles, y por el lado de Baja California Sur, a su vez fueron dos senadores los que solicitaron permiso, Isaías González Cuevas quien funge a su vez como dirigente nacional de la CROC y Ricardo Barroso Agramont.

Me suena natural que ambos solicitaran sendos permisos pues la lógica indica que si realizaron dos años una campaña proselitista, se verían muy mal si luego de tanta promoción, de tanto apoyo monetario y emocional, no decidieran participar y bajo esta hipótesis me atrevo a señalar que en el caso de Sonora la petición de licencias será por parte de los dos senadores, Claudia y Ernesto el mismo día.

Mal se vería si no lo hicieran. Lo que ocurra después será otra cosa, pues ya se puede pretextar que el Presidente de la República fue quien designó y ni hablar. Así se evitaría cualquier tipo de resquebrajadura en cualquiera de los partidos estatales. Y es que, ¿cómo le pueden decir a tanta gente que siempre no?

Por otra parte, en el caso de Sonora y conforme hemos visto las campañas de Claudia y Ernesto, la lógica señala, insisto, en que ambos pedirán licencia para poder negociar en su momento el futuro de los equipos de trabajo que les acompañaron en esta aventura.

¿Y si pide licencia el diputado federal Antonio Astiazarán?, pues debería solicitarla para proteger a su equipo y encontrarles acomodo en el comité de campaña de quien sea el ungido.

¿Y Jesús Alberto Cano Velez?, allí si quien sabe. ¿Debe renunciar a su cargo en la Dirección Nacional de Hipotecaria Nacional? Pues tiene hasta el martes para renunciar a su chamba pensando en los anteriores argumentos. Hay que esperar para ver qué define y de qué madera esta hecho.

Y entonces sí, una vez que el Presidente designe al bueno, el resto deberán acatar la disposición y no registrarse.

En fin, esto ya casi se define. Por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=75898

Publicado por en Ene 14 2015. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte