Hermosillo, Sonora. Miercoles 17 de Julio de 2019
 
|

Diez reflejos de los pendones de Javier Gándara

javier Gandara M1

Archivo Confidencial

 

ME METÍ A LA página del IEE Sonora y busqué los gastos de campaña y precampaña. Encontré hasta el 2013, a lo mejor en algún otro sitio están esos datos. Le falta una actualizada al sitio web sonorense.

Esto viene a colación porque en otro portal me indican que los topes de pre campaña para gobernador la cifra es de 8 millones 882 mil 613. No sé si por candidato o por partido. Eso sí, en la institucional es de cerca de 50 mdp.

El hecho es que para donde voltee veo los pendones de Javier Gándara. Lo mismo ocurre en la mayoría de las ciudades de Sonora. ¿Cuántos pendones se requieren para lograr esta perspectiva?… Los conocedores hablan de más de cien mil. Difícil, pero no imposible, será contarlos. Es cosa de que recorran la ciudad y contabilizarlos con notario público en mano.

Pero eso les toca a otros.

Esos pendones de Javier nos indican diez cosas esenciales.

Primero, que no le faltarán recursos económicos durante su campaña. Si le ponemos a 75 pesos por pendón (según consulté con quienes saben de esto y sobre un pendón de 1 y 1.5 metros de material tipo ixtle, no plástico) y lo multiplicamos por ¿50 mil para no vernos chingaqueditos?, entonces se ha gastado algo así como los primeros tres millones 750 mil pesos. A menos, claro está que se ejecute toda una investigación y resulten las cantidades reales. A esto agregue los costos indirectos: gasolina, celulares para coordinarse, equipo diverso o bien, renta de grúas que bien pudieron ser prestadas, ya se ha de imaginar por quien.

Segundo, esos pendones me indican que Javier está trabajando bajo la perspectiva de que el candidato es el bueno, es el que vende y por quien la gente va a votar y que la marca es mala. Esto lo subrayo porque el logotipo del PAN no se ve en su propaganda. Como que quiere que no se vea. Es buena estrategia. Es más, no distingo el logotipo cuando conduzco y veo sus pendones. Algo similar a cuando era priísta y buscaba la alcaldía naranjera y dijo esa frase sobre la marca y el partido. Entonces va a promocionar su imagen. Y pueque tenga razón.

Tercero, la logística que trae es muy buena pues para colocar los pendones a esa altura y que aparecieran al mismo tiempo en el Estado, habla de una excelente organización y la utilización de bastantitos grupos de jóvenes apoyándole en este menester y equipados con carros, escaleras y demás utensilios. Para la fabricación de ese tipo de pendones se requiere una máquina de rollo que no hay en Sonora pero si en Guadalajara y un mínimo de tiraje, arriba de cincuenta mil para que sea negocio pues no es solo la impresión, sino el acabado (hilos y tablitas para sostenerlo) y por ello, según mis fuentes, tuvo que ser un pedido hecho mínimo tres meses atrás.

Cuarto, si es una precampaña se supone que es interna, es decir, dirigida a los integrantes del PAN para que en su momento vayan a las urnas y voten por él. Entonces, ¿para qué tanto pendón?, ¿agandalle acaso para ganar el poste?, pues de un hecho estoy convencido, no creo que la ley diga que debe quitar dicha propaganda una vez que finalice esta promoción en busca de la candidatura interna. Es un hecho que debería estar regulado, sin duda alguna pues cuando empiece la campaña constitucional no habrá poste donde los priístas podrán colocar su propaganda. Insisto, no sé si sea válido.

Quinto, quienes manejan su imagen colocaron a tres jóvenes desconocidos debajo de la cara sobresaliente de Javier. ¿Para qué?, ¿temen acaso que la edad sea un factor contrario al empresario harinero?, como que le erraron en esto y se parece mucho a aquellos primeros pendones que colocaron cuando iniciaba Javier su campaña a la alcaldía por el PAN y en el cual le colocaron una imagen con una camiseta que en verdad le rebajaba. Hoy parece que quieren ocultar ese detalle de la madurez de Javier siendo que no debiera ser así pues su contextura física refleja buen trabajo deportivo. Ya quisiera uno llegar a esa edad con ese vigor.

Sexto, están colocados a tal altura que pasan desapercibido para la visión del que anda a pie que rara vez voltea hacia arriba. Son pendones para ser vistos por la gente de carro cuya visión es un poco más alta, pero la letra manejada es relativamente pequeña pues a diez metros no se lee y lo que sobre sale es su cara, no el mensaje que tiene muchas letras y de una pasada es difícil de leer. A lo mejor eso era lo que esperaban quienes lo crearon.

Séptimo, esa altura también habla de que no serán tan fácil de que los quiten de allí. Son seguros, pero insisto, no se pueden leer. A lo mejor si los colocaran en los comercios, casas, bardas o a un ras que te lo puedas encontrar de frente, a lo mejor así sería más efectivo.

Octavo, su contextura es de excelente calidad. Su durabilidad asegurada según investigué es de un año. Ello viene al caso porque de alguna manera el sol de Sonora logra su cometido de reducir los colores de los pendones poniéndose amarillos y creando una imagen de contaminación visual.

Noveno, no se ven de noche. Es difícil distinguirlos por su tamaño. Ya no son aquellos pendones extragrandes que se colocaban en elecciones pasadas y que eran de plástico vil pero que eran visibles desde lejos.

Y décimo, colocar tal número de pendones obligará a su equipo de trabajo a inyectarle creatividad a la pre campaña pues no podrá tapizar con otro tipo de promocionales las ciudades lo cual, por supuesto, despertaría el sospechosismo y su respectiva demanda por parte de los priístas o cualquier otro partido que solicite una investigación sobre el derroche de recursos demostrado. Habrá que ver pues si Panc Patiño García, su contrincante, contará con igual número de pendones para que sea pareja la elección, ¿qué no?

En fin, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=75867

Publicado por en Ene 13 2015. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte