Hermosillo, Sonora. Domingo 17 de Junio de 2018
 
|

Dolerá por siempre…

CONTRAPESO
Por Jesús Olivas Figueroa

Aquella fatídica tarde quedará perpetua en la mente de los hermosillenses, los lamentos, el dolor, el llanto desgarrador, todo se coló por el mismo orificio, y explotó como la más poderosa bomba de la tragedia.

Nadie puede negar que le dolió, hasta al más resistente, escéptico, duro de corazón, hasta a tú pasaste esos cinco minutos de dolor intenso al solo pensar que pudo haber sido tu hijo, sobrino, primo, o simplemente un conocido.

Lo de la Guardería ABC ya quedó plasmada de forma indeleble en los recuerdos más tristes que pudieron pasar en la capital sonorense, desgarrador es poco, salpicó hasta el último latido de tristeza. Y es que solo eran bebés, indefensos ante tal atrocidad. Las versiones que se han contado lastiman más. No ha habido un solo día en que no se recuerde. No debieron morir, eso está claro, pero la justicia pronta y expedita que rige nuestra Constitución Política Mexicana está supeditada a los que pueden pagar la libertad a costa del dolor ajeno.

Hoy se cumplen nueve años de dolor, de tragedia, de llanto, de impotencia, de rabia, de injusticia. Tantos adjetivos que solo podrían conjugarse con ese lastimoso evento. Es más, ni aquellos héroes que salvaron vidas que parecían destinadas al viaje sin retorno pueden soportarlo. Nadie en su sano juicio podría hacerlo.

La vigilia de esta noche de lunes solo es el principio del dolor que salpica esa herida mortal, en los corazones de los padres habita un dejo de desolación que no sanará ni llenará con nada ni nadie.

Recordarlos por siempre, eso queda, pero sobre todo este día. La justicia se seguirá exigiendo, haríamos mal si intentáramos siquiera quitarles eso que les queda, lo único, la esperanza de que al menos algún día los culpables pagarán. Y aunque la justicia no les regresará la carne que perdieron, sí sana esa parte mundana que todos arrastramos.

Fueron 49, pudieron ser más. Los cristianos dirán que Dios sabe porqué hace las cosas. Los padres y familiares dicen y dirán que paguen los culpables. Todos podrán tener razón, pero solo los que sufrieron tan lamentable pérdida tienen derecho a opinar sobre el dolor real que se siente perder un hijo, un bebé en tal terribles circunstancias.

Los que estuvimos ahí lo padecimos, aquel escenario horrible, aquellas llamas, aquellos bebés, sí, aquellos bebés.

El 2009 en plena campaña política donde Guillermo Padrés utilizó el dolor de los

Padres, ofreció justicia, y jamás llegó. Llegó el 2012 y Enrique Peña Nieto se reunió con los papás para ofrecerles justicia, y no llegó. En el 2015 muchos políticos fueron los que prometieron justicia y no llegó. Estamos en el 2018, hay campañas políticas y nadie se ha comprometido a resolver nada, una vez más quedó de manifiesto que el dinero de los poderosos es la píldora más influyente para evadir responsabilidades, el mal de México, el mal de males.

Listo…Dios los bendiga, cuide y proteja…

Cualquier duda, aclaración o crítica, mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=146594

Publicado por en Jun 4 2018. Campo bajo Contrapeso. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte