Hermosillo, Sonora. Martes 22 de Mayo de 2018
 
|

El caso Obregón

ARCHIVO CONFIDENCIAL
POR ARMANDO VÁSQUEZ A.

SON 300 los consejeros políticos que integran al PRI en Cajeme y de donde surgirá el voto que definirá quien será el próximo candidato a la alcaldía. Hay de dos sopas: Emeterio Ochoa o Abel Murrieta.

Veamos los escenarios.

Emeterio fue en el 2004 coordinador del Instituto Sonorense de la Juventud, en el 2006 fue regidor del ayuntamiento. Tres años después fungió como coordinador general del entonces diputado Rogelio Díaz Brown. Para el 2012 fue nombrado secretario de Desarrollo Social Municipal y dentro del PRI algunos cargos como consejero, dirigente de juventudes, coordinador de algunas campañas locales.

Nacido el 29 de mayo de 1985 –en este año contará con 33 años de edad–, Emeterio cuenta con el apoyo del actual alcalde cajemense Faustino Félix, quien denostó  contra Abel Murrieta en días pasados y si, tendrá influencia en un buen número de consejeros políticos sin duda alguna al igual que de Roger Díaz Brown quien también fuera alcalde Obregón y sin duda es apoyo de Emeterio.

El detalle es que en una situación como Cajeme se necesita gente probada y que sea capaz de despertar confianza y  esperanza, la sociedad  interpreta a Emeterio  como un brazo de la Administración de Rogelio Díaz Brown, y eso no es un buen aval y dada la errática actuación de Faustino al no ejercer una política de contacto con la comunidad sus dos avales  a mi juicio presentan fragilidad.

Pero lo más raro es que tenga necesidad de avales y que no sea su propia trayectoria quien lo avale, al margen de que es muy legítimo que cualquiera lo impulse o simpatize con su persona.

Tal vez otro factor limitante de Emeterio sea su edad pues según su 3 de 3 presentada en la página del Congreso del Estado y fechada en el 2015, aún vivía con su mamá, lo cual no es malo, pero dice mucho de una persona. https://goo.gl/zknRBa  y señalaba que era soltero en su declaración patrimonial, ah, y tampoco contaba con automóvil propio.

Supongamos que gana la candidatura. Su placeo será difícil con algunos representantes de los poderes fácticos: empresarios, iglesia, rectores, agricultores, líderes sindicales y un etcétera así de largo sobre todo porque son muy exigentes y verían en él tanto al actual como al anterior alcalde pudiéndose confundir esta acción, sobre todo de Faustino, como un continuismo de su mandato que no ha sido efectivo sobre todo en materia de seguridad pública.

Ahora vayamos con Abel Murrieta Gutiérrez. Su carrera en el servicio público viene de principios de los noventa –hace 28 años–, ocupando cargos relacionados con la seguridad pública dentro de la procuraduría siendo ocho años el titular siendo también secretario de gobierno de Cajeme tres años (2000-2003) y luego subsecretario A de Gobierno del Estado de Sonora.

Ha sido maestro universitario, asesor jurídico de varias empresas, diputado local y diputado federal, cargo al que pidió licencia para inscribirse este miércoles como candidato y contrincante de Emeterio. Claro, esto sin contar con su historial dentro del PRI. Por cierto, se intentó una campaña negra en su contra por el caso ABC pero no prosperó.

También nació en mayo, el primero  pero de 1963 (contará con 55 años de edad), casado, con hijos ya grandecitos, pertenece desde siempre al grupo Yaqui Power donde se considera al jerarca Ricardo Bours como su fundador y manejador.

Si gana Abel la contienda por la candidatura no tendría dificultad para ingresar a los círculos de los poderes fácticos pues ya ha pertenecido a algunos y ha sido apoyado, sobre todo por los empresarios. Y en el rubro de seguridad cuya atención requiere Cajeme con urgencia, pues su trabajo como procurador estatal lo coloca en la senda debida.

Ahora bien y si no gana,  ¿qué va a pasar con el PRI? Pues Ricardo Bours dijo que su gallo era Abel y que si no, su hermano Rodrigo, con todo lo que ello significa.

Esa falta de apoyo al PRI sin duda alguna también afectaría a otros candidatos, incluyendo los federales, pues conocido es que en Cajeme la fuerza del yaqui power es seria y cierta y además otro detalle, llevan años a la espera de recuperar el ayuntamiento para uno de los suyos que en este caso ha sido Abel a quien se le ha invertido harto recurso en la conformación de ese objetivo.

Así pues, no dudamos que en Cajeme se encuentra el factótum que definirá el devenir del PRI como partido en estas y en las elecciones del 2021 pues Ricardo ha comentado en algunas ocasiones que quiere ser el próximo gobernador del Estado.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=139206

Publicado por en Feb 7 2018. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte