Hermosillo, Sonora. Martes 25 de Junio de 2019
 
|

El Chapo y las elecciones

Archivo Confidencial
Armando Vázquez

chapo guzman detenido 2016-01-08

CLARO QUE la captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán traerá consecuencias en estas próximas elecciones. De entrada, la percepción sobre el trabajo del Presidente EPN le dará unos cuantos puntitos, los suficientes para dejar en claro que existe la voluntad política por hacer bien las cosas pues nada le hubiera costado señalar que “El Chapo” se opuso a su arresto y con ello consecuencias funestas. Pero no. Se hubiera entrado en un sospechosismo donde la perdería de nueva cuenta el Presidente, sin duda alguna.

Pero los hubiera no existen.

El hecho es que esta captura se une a las noticias, poco promocionadas por cierto, de que hay bajas en la gasolina, en la luz, que ya son un hecho que marcan tendencia, es decir, al gobierno federal no le queda de otra más que seguir con esta política pues de lo contrario significaría un retroceso a lo ganado, y por supuesto también la telefonía seguirá el mismo rumbo.

Y vamos a ver como la captura favorecerá al PRI pues de entrada, limita el golpeteo contra la imagen de EPN que es la bandera de los partidos de oposición.

Veamos el caso de Colima, donde su  padrón al primero de enero es de 498,531 votantes y cuyas elecciones en el 2015 las ganó Ignacio Peralta con 119 mil 427 sufragios (encabezaba la coalición PRI-PANAL-PVEM y ahora, se les unió el PT), con una diferencia de 506 votos de su contendiente Jorge Luis Preciado Rodríguez, 118 mil 921. Se impugnó y de nueva cuenta se realizarán este 17 de enero.

La percepción en esa tierra sobre EPN, según Covarrubias y Asociados, es de 7.6, muy buena. http://goo.gl/TTQU7G  lo cual, por supuesto, apoyará la votación final para este 17 de enero que serán las elecciones colimenses. Ello, aunado a una guerra sucia y efectiva contra el contendiente panista, pues marca tendencia colorada. Se habla hoy de una ventaja priísta de tres puntos que seguirá a la alza.

En todo sexenio hay cambios en las gubernaturas, pero por etapas. Pasó el 2015 donde se renovaron 9 gubernaturas, quitemos Colima y la enviamos al 2016.

Déjeme enmarcar un contexto general sobre cómo se encuentran los estados en materia de incidencia conforme a los listados nominales para dar paso a una serie de conclusiones.

En 2015: El PAN obtuvo triunfos en  Baja California Sur (cuya lista nominal es de 465,372 votantes), y Querétaro (1, 413,787). El PRD sostuvo Michoacán (3, 240,231) y el independiente ganó Nuevo León (3, 560,457). El resto el PRI: Campeche (603,610), Guerrero (2, 404,953), San Luis Potosí (1, 859,632) y Sonora (1, 967,610).

Total: De los 15 millones 515 mil 652 votantes, el PAN tiene predominancia en 1,879,159. El PRD en 3, 240,231. El independiente en 3, 560,457.  Y el PRI en 6, 835, 805.

En el 2016 y de allí la importancia de estas elecciones, la lista nominal de todos los estados participantes, suman 27,082,057. Actualmente cuentan con gobiernos priístas Aguascalientes (867,354), Chihuahua (2,567,731), Durango (1,200,241), Hidalgo (1,969,434), Quintana Roo (1,038,772), Tamaulipas (2,497,982), Tlaxcala (856,154), Veracruz (5,582,729) y Zacatecas (1,103,715) que en conjunto suman una población votante de 17 millones 684,112.

El MC con Oaxaca incide en 2,718,763  votantes y el PAN con Puebla (4,172,331) y  Sinaloa (2,008,320), en 6,180,651 mexicanos con credencial de elector en mano.

Cheque usted el triángulo dorado de la droga: Durango, Chihuahua y Sinaloa. Y cheque Tamaulipas que son los cuatro Estados donde más se conjuga el factor  droga – política. ¿Ya visualiza la importancia de la reaprensión del Chapo?

Ahora veamos el 2017: Habrá elecciones en tres estados, todos priístas que en conjunto suman 13,809,215 votantes. Son Coahuila (1,992,036), el Estado de México (11,023,636) y Nayarit (793,543) .

Y en 2018, junto con las elecciones a Presidente de la República el listado nominal es de 24 millones 678 mil 387 repartidos en diez estados. Del PRI: Jalisco (5,513,011), Yucatán (1,436,608), y Chiapas con el PVEM a la cabeza (3,286,212), en total 10,235,831.

El PRD, DF (7,366,747), Morelos (1,368,636) y Tabasco (1,613,549), en total: 10,348,932, poco más que el PRI. Y el PAN con Guanajuato y 4,093,624 de votantes.

Hay que poner con asterisco a Puebla que volverá a tener elecciones en 2018 por la gubernatura (que durará 20 meses) pues homologó sus elecciones, lo cual es una buena estrategia con miras al cambio presidencial.

Ahora veamos los grandes números al día de hoy con un padrón electoral de 83 millones de mexicanos. El PRI tiene predominancia en 49,603,735,  el PAN en 14,631,313 contando Baja California con sus 2,477,879  y que tendrá elecciones hasta el 2019,  el PRD en 13,589,163, el MC en 2,718,763 y el independiente de NL, 3,560,457.

El PRI requiere para ganar de nueva cuenta la presidencia de la república entre diez y doce millones de votos duros. Este 2016 las elecciones deberán darle un mínimo de 8 mdv para cumplir las expectativas. Ese es el reto de Manlio que veremos si lo cumplió el próximo cinco de junio. Hay que recordar que Peña Nieto ganó con 19 mdv, cifra que se ha convertido en una constante (38% de las votaciones que hubo), AMLO 15 mdv, (31%) y el PAN con Josefina Vázquez Mota, 12 mdv (25%). La votación cifró los 46 mdv, el 45% del padrón.

Si tomamos en cuenta que tanto el 2016 como el 2018 los padrones superan cada uno poco más de 24 mdv, (en total 48 mdv), lo que urgía al PRI era que la imagen del presidente EPN subiera un poco más, lo cual se logró momentáneamente con la captura del Chapo y cuyo reflejo lo veremos en chiquito, en Colima.

Y si se puede observar, en los siguientes seis meses, los ataques contra la figura presidencial serán limitados pues los errores que cometa tendrán que ser de alto impacto relacionado con la economía, por supuesto, más que con la política y esa será la tumba de Videgaray, así como la captura fue la salvación de Osorio Chong quien se eleva de nueva cuenta en el camino del 2018. ¿De Manlio?, el 2016 pudiera ser su Waterloo si no ajusta tuercas aprovechando esta circunstancial captura.

En conclusión, la captura del Chapo y su posterior envío a Estados Unidos, levantará los puntos de EPN ante Estados Unidos donde habrá cambio de presidente en noviembre del 2017 pero que deja en claro que EPN habla en serio y si logra reforzar la buena imagen mundial que tiene ahora, veremos en los siguientes meses inversiones extranjeras espectaculares lo cual a su vez sumará puntos electorales.

¿Todo esto representa la captura del Chapo?, sí, estimado lector. El regreso de la confianza de la opinión mundial define los destinos de cualquier país.

EN OTROS temas, este lunes el licenciado Wenceslao Cota Montoya tomará la protesta como delegado de la Secretaría de Gobernación en Sonora. Por cierto, me imagino que de alguna manera ya renovaron las viejas oficinas de esta dependencia, ¿o seguirán con la misma monserga de siempre? Ya lo veremos.

ASIMISMO, y dentro de esta nueva etapa y relación entre las delegaciones federales y el Gobierno del Estado,  hoy a eso del media día será la entrega por parte de la delegación de Semarnat , cuyo titular es Gustavo Claussen, al Gobierno del Estado de ocho vehículos para programas  relacionados con el cuidado del medio ambiente.  Allí estará presente la gobernadora Claudia Pavlovich.

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=90550

Publicado por en Ene 11 2016. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte