Hermosillo, Sonora. Sbado 21 de Octubre de 2017
 
|

El mundo futbolístico en México se pronuncia en contra de la Regla 10-8

VOZ SPORT
Por Rafael Rentería

rafa maruez

Parece que los únicos que están a favor de la implementación de la regla 10-8 en el futbol mexicano han sido solo los dueños de los 18 equipos, porque de ahí en fuera la gran totalidad de los actuales jugadores e incluso los ya retirados, han expresado su rechazo ante esa nueva medida que acaban de hacer no hace ni 15 días.

Figuras futbolísticas en México como Carlos Hermosillo, Rafa Márquez, Diego Reyes, Gerardo Torrado, Juan Carlos Osorio, Jesús Molina, el Piojo Herrera, Javier Aquino, Cuauhtémoc Blanco y muchos más, han declarado que esa nueva regla mejor conocida como 10-8, es una aberración o un atentado directo contra los jugadores nacidos en México y obviamente a la liga.

En español esa Regla 10-8, significa que a partir del próximo torneo cada uno de los 18 equipos podrá contar si así lo desean con cualquier número de extranjeros y naturalizados siempre y cuando en su lista de 18 elementos por juego, cuenten con 8 inscritos mexicanos menores de 18 años y el resto pueden ser extranjeros o naturalizados. Ya no hay límites para ello.

Los voces antes mencionadas y la de muchos más que han dicho lo mismo coinciden en el hecho que es absurdo partiendo del hecho que en el lugar de mejorar al futbol mexicano sus directivos parece que se están dando un balazo ellos mismos en uno de sus pies, porque además de perjudicar a la mentada Liga MX, también le pegan con un tubo en el estomago a la selección nacional, y en términos generales, todo corresponde a un negocio, un gran negocio que se quiere hacer trayendo jugadores extranjeros al por mayor para luego venderlos obviamente mucho más caros.

Esto último no es nada malo o de otro mundo, porque hoy en día el futbol antes que un deporte es un gran negocio que mueve millones de dólares. Ahí están los casos de Gignac, Sánchez, Funes Mori, Sobis, Pavón, Cardona, Benítez, entre otros que serán vendidos a algún equipo europeo pronto por el doble de lo que les costaron a los equipos mexicanos, pero ellos se lo ganaron dentro de la cancha con sus actuaciones.

Lo que si veo malo, es que esos nombres que puse solo son garbanzos de a kilo, la gran mayoría de los extranjeros que llegan a México son realmente malos o no pasa nada con ellos y más si tomamos en cuenta que cuestan caros.

Ha como van las cosas con esta implementación de la regla 10-8, pronto en la Selección Mexicana de Futbol se verán ya más jugadores naturalizados y esto hará que desplacen a los elementos mexicanos, todo por el simple hecho que las oportunidades no serán parejas para todos. Y más si tomamos en cuenta que aunque haya jugadores menores de 18 años registrados en cada partido, será muy difícil que los técnicos les den la oportunidad de jugar. México no es Europa donde los futbolistas debutan por lo regular a los 16-18 años, aquí si bien les va el promedio es de 21-22. 4 años son muchos tomando en cuenta que durante ese tiempo se foguean y pueden alcanzar el nivel esperado por sus equipos.

Los dueños del balón alegan que esta medida fue hecha para darle más prioridad a los juveniles mexicanos o las fuerzas básicas como lo quieran ver, ya que según esto “los motivará” a ganarse un puesto e incluso existe la intensión que si las cosas funcionan reducir esa medida a 9/9.

El siguiente torneo sin duda, será la gran prueba para saber si este experimento que se sacaron de la manga los 18 dueños de equipos y apoyados por los que mueven la empresa transnacional, o perdón, la Selección Mexicana y después sacar conclusiones sobre el desarrollo de los jugadores mexicanos y los extranjeros.

Será esto acaso una trampa amparada bajo el cobijo de los dueños intentando darles menos posibilidades a los jugadores mexicanos, traer más extranjeros y pensar que pronto la liga mexicana puede ser comparada con la española o la inglesa en su calidad de juego y de elementos?.

En lo personal si considero como algo hasta cierto punto limitativo para los mexicanos futbolistas, porque indica que los dueños no creen en el talento mexicano y prefieren seguir gastando su dinero en el extranjero (y tan caro que esta el dólar ahora), en lugar de invertirle con mayor fuerza a sus fuerzas básicas. Saquemos cuentas y veamos cuantos jugadores por equipo debutan en cada año, ya no digamos cada torneo.

Sé que pronto más voces en el futbol mexicano se estarán sumándose a este rechazo generalizado de una medida experimental, que siento llego para quedarse. A ver en que acaba esto.

Twitter: rafarenteria11
Facebook: Rafael Rentería R.
Correo Electrónico: renteria_rafael@hotmail.com

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=98365

Publicado por en Jun 2 2016. Campo bajo Deportes, Voz sport. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte