Hermosillo, Sonora. Martes 12 de Diciembre de 2017
 
|

El PAN, dislocado y manco

CONTRAPESO

Por Jesús Olivas Figueroa

El conflicto del PAN está a la alza, las colisiones de frente han desarticulado sus estructuras. Nada le sale a Ricardo Anaya.

La renuncia de Margarita Zavala dejó pasmados a más de tres, incluso aunque salió casi de inmediato a responder, Ricardo Anaya no se la esperaba, es más, sus cercanos hablaban de berrinches, de una mujer que les daría problemas al interior, pero jamás cont notaron la idea real de una separación total.

En su discurso, Anaya evidenció que su autoritarismo se está pudriendo, habló con sentido pésame, como si en realidad le doliera la renuncia, como si fuera su amiga, su compañera de batalla. Ricardo salpicó veneno en sus palabras, nadie le creyó, es más, su declaración fue como un boomerang, el que lo escuchó, vio como todo se lo tragó.

La renuncia de Margarita fue, por supuesto sorpresiva, incluso gente de su equipo habían descartado por completo una renuncia, y la búsqueda de una candidatura independiente era impensable.

Sin embargo, la mano dura, y corrupta de Ricardo Anaya fue tan pesada que cerró todas las vías que había abierto Margarita por medio de los “calderonistas” que aún están incrustados en el aparato político nacional, pero que evidentemente están opacados por los que que maneja a su antojo el Presidente panista.

Zavala desmembró al PAN, si antes de esto la tenían compleja, luego del hecho Anaya tiembla, y aunque salga y diga, y sea firme en la cámara, sabe que la problemática en que lo metió la ex primera dama de México, pues Ricardo sabía que si la tenía ahí, incomoda pero ahí, era más controlable, y al final del día el panista terminaría unido, pero ahora con esta separación, le preocupa sin duda, la reacción de los panistas que apoyaban a la señora de Calderón, sobre todo porque no eran pocos, es más, la mayoría estaba con la dama.

La fractura que les hizo Zavala es incurable en el mediano plazo, dislocó algunos membranas del Partido, y dejó a Anaya sin una rival que le daba el caso de un triunfo, cierta credibilidad, certeza de que su liderazgo es real, y no la práctica anti democrática que muchos creen ver.

Para el Presidente de Acción Nacional las cosas se desmoronan, su equipo no sabe qué hacer, su Secretario General ha demostrado su incapacidad, inmadurez política, ha dejado claro que actúa y toma decisiones con el estomago, ha salpicado que su capacidad no le alcanza más que para competir por la Alcaldía de Hermosillo y ser arrasado.

En México, el PAN se tambalea, pero en Sonora no es menos el temblor, pues los manejos que ha hecho precisamente Damián Zepeda es paupérrimo, y ahora hasta uno de los aspirantes a la alcaldía de Hermosillo le puso un alto.

Mire usted, me llamó poderosamente la atención que el Senador Héctor Larios haya secundado de algún modo a la Diputada Célida López, quien dejó claro que el rumbo que Zepeda le quiere dar al Partido es el equivocado, y con esa dosis vasta de autoritarismo, se está ganando el repudio de los albiazules.

Larios demostró en sus palabras que la relación con Zepeda no es la idónea, salpicó el desacuerdo que se empieza a dar. Seguramente le dijeron que si no levanta sus bonos, que se olvide de la candidatura.

Y digo seguramente porque esa es la forma de tomar decisiones de Zepeda, radicales, tontas pues, y Héctor no lo soportó, y empezó su retórica en contra de Damián, Anaya y el Frente por México.

“Tenemos que redoblar esfuerzos para fortalecer el Frente, para convertirlos en una coalición real electoral y poder salir con fuerza al proceso  electoral del próximo año”.

Siguió atizando…

Pues dejó claro que el Frente si tiene que ser más democrático y plural, pues Zavala, apuntó, tenía razón en que no había claridad en el mecanismo de selección del candidato presidencial, y en cómo se definiría el rumbo para el 2018.

Con sutileza pues, dio mazazo a los linderos panistas, y evidenció que la relación está fracturada y a punto de colapsar.

De la en peor el PAN, con líderes enclenques que no saben mandar, y mucho menos definir reglas claras para un buen funcionamiento interno. Dislocado y manco, así camina el Organismo Político rumbo a las elecciones, unas pizcas que pronostican días nublados y tornados intensos que dañan la imagen y ponen en duda el por venir de eventuales triunfos.

 

Listo…Dios los bendiga, cuide y proteja…

Cualquier duda aclaración o crítica, mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=132712

Publicado por en Oct 9 2017. Campo bajo Contrapeso. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte