Hermosillo, Sonora. Miercoles 14 de Noviembre de 2018
 
|

El sketch del Peje, los enredos en la CEDH y el troleo contra el Maloro

Arturo Soto Munguia

En la plaza, el discurso a la medida del oído indignado y predispuesto. La palabra precisa, la sonrisa perfecta. La asamblea informativa en la que nada se informa y sólo se repiten arengas no por manidas, menos certeras.

El mitin de precampaña de Andrés Manuel López Obrador en Hermosillo es como el del sketch del comediante que uno ha visto en la tele o en Youtube varias veces, pero que sigue concitando la risa, el aplauso, el grito cuando se ve en vivo.

Los mismos personajes y situaciones; las anécdotas y objetos de culto: Salinas y Peña; Fox y Calderón; el avión presidencial que ya le ofreció a Donald Trump; las campañas negras contra Manuelovich. La mafia del poder que tiene miedo porque ya se le acabó el tiempo de seguir robando.

Nada fuera del libreto. Hace tiempo que Andrés Manuel evade los cuestionamientos de la prensa y opta por el silencio. No creo que sea por temor o falta de ganas, sino por alguna recomendación de sus asesores de imagen. Está arriba en todas las encuestas y no necesita abrir más frentes que los que él decida.

En Hermosillo, la modalidad de ese silencio fue el besuqueo a un par de colegas que quisieron sacarle una declaración fuera del script ya muy ensayado.

El resto fue el sketch que comienza con una clase de historia, sigue con una antología de lugares comunes y frases hechas y termina con algunos chistoretes que hacen mofa de la desafortunada campaña negra en su contra, con la que pretenden equipararlo a Hugo Chávez o a la intervención rusa.

En justicia, hay que decir que el tabasqueño le tiene bien tomado el pulso a la plaza pública. Después de 12 años de campaña, tiene perfectamente tomada la medida a la concurrencia excitada, que está esperando oír justamente lo que le dice.

La corrupción, según el Banco de México nos cuesta a los mexicanos un billón de pesos al año. La quinta parte del presupuesto del país, que es de cinco billones de pesos, y quince veces el presupuesto de Sonora. La gente no acude a la plaza a contrastar o corroborar cifras, sino a escuchar al líder que, conservador y condescendiente, le perdona a la mafia del poder la mitad de lo robado.

Digamos que se roban 500 mil millones de pesos. Para becar a tres millones de jóvenes con 3 mil 600 pesos mensuales mientras aprenden un oficio en el comercio, la industria, el campo, se requieren 110 mil millones de pesos. Si tenemos 500 mil millones, podemos cubrir eso y hasta nos sobra, sostiene agitando su índice frente a la audiencia. Ese índice, ese dedito que a veces dice que no y otras que sí. Que comenzó eligiendo a Juanito como candidato en Iztapalapa y por estos días va por el país rociando con las milagrosas aguas del Macuspana a cualquier bandidazo que renuncie a la mafia del poder y asuma que el Peje es el camino y la salvación.

El Peje sana y salva. Aquí cabemos todos los hombres y mujeres de buena fe. Aquí lo que queremos es hacer historia, no queremos puestos. El que quiera un puesto que se vaya al mercado, arenga, y el aplauso lo arropa, pero nadie baja del templete para ir al mercado, porque saben que los puestos que valen la pena no están allá, sino allí, al lado del que propone un proyecto de nación distinto, aunque para ello deba echar mano de mucha San Agustín y Magdalena, ya redimidos y entregados a la palabra y obra del señor. Porque pues de los arrepentidos está lleno el camino de Morena.

En justicia, hay que decir que la palabra del señor prende entre la concurrencia gracias a que no dice mentiras (en la mayoría de los casos): La corrupción es lo que ha causado y sigue causando más daño al país. La impunidad es el principal alimentador de la cadena de crímenes. La justicia es parcial y selectiva. La carencia de oportunidades, el desempleo, empuja a los jóvenes a prácticas delincuenciales.

Los magistrados de la Suprema Corte son los funcionarios mejor pagados del mundo. Los gobiernos del PRI y el PAN han desmantelado la economía nacional. Los expresidentes reciben una pensión de 5 millones de pesos mensuales, que se les va a acabar cuando gane Morena.

La promesa también es seductora para un pueblo cansado: no más impuestos ni aumentos de precios en gas, gasolina, diésel, alimentos. Reactivar el campo y fomentar el desarrollo. Vamos a vender el avión presidencial y toda la flota de aviones del gobierno; vamos a abrir dos nuevas refinerías, vamos a duplicar la pensión para adultos mayores y personas con discapacidad.

Muchos qué, un solo cómo: “acabar con la corrupción por donde se van 500 mil millones de pesos anuales”. Detrás de él sonríen y aplauden Célida López, amiga personal y cómplice de Guillermo Padrés; Javier Lamarque Cano, a quien los propios morenistas de Cajeme acusan de haber lucrado con el dinero para los representantes de casilla en 2015. Jaime Moreno Berry que… bueno, Jaime Moreno Berry es Jaime Moreno Berry.

Y como el comediante que va actualizando su sketch en cada plaza, cambia algunos personajes, les pega a otros. Que Fox se prepare sicológicamente porque se le va a acabar su pensión. Que junto a Felipe Calderón agarren la matraca y se vayan a apoyar a Meade porque anda muy abajo.

A los mineros de Cananea, lo que quieren oír: Napoleón Gómez Urrutia volverá a México. A los profes disidentes: que se va a echar atrás la reforma educativa y así sucesivamente. Casi una hora de asamblea informativa en la que no se informó nada.

Un acto de precampaña ilegal, vuelto legal gracias a las marrullerías que permiten violar la ley electoral, disfrazándola de asamblea informativa. El microcosmos encierra el cosmos. Andrés Manuel sabe violar la ley y lo hace, simulando legalidad, igual que sus contrincantes.

En descargo, hay que decir que el tabasqueño no puede pelear a mano limpia mientras sus adversarios traen un arsenal de marrullerías. Pero tampoco puede asegurarse que, una vez llegando al poder, el tabasqueño no continúe haciendo lo mismo, pero más barato, bajo la premisa de que el fin justifica los medios.

Ahí la dejamos por el momento.

II

El Congreso del Estado podría decidir este día reponer el procedimiento para la designación del nuevo presidente de la CEDH, debido a un “choque de leyes”.

Explicando, que es gerundio:

Hoy jueves el Congreso del Estado habría de decidir, en sesión extraordinaria, quién es el nuevo presidente de la CEDH.

Hasta ayer, la comisión respectiva seleccionó una terna compuesta por Pedro González Avilés, Guillermo Noriega Esparza y Andrés Montoya.

En el camino se quedaron varios, pero vale la pena destacar el caso de Miguel Ángel Tapia Guell, que fue descartado con el voto en contra del PAN, MC y Morena, por un conflicto de interés, ya que es compadre de la gobernadora.

Las negociaciones hasta entrada la noche de ayer, apuntaban a que el favorecido sería Pedro González Avilés, pero la ley impide ocupar la presidencia de la CEDH a quien haya ocupado un cargo público en los últimos 4 años, y el ex director del Sistema Estatal Penitenciario apenas renunció la semana pasada.

Sin embargo, ese impedimento está contenido en la Ley 123 que crea la CEDH, mas no en la Constitución. Pero por tratarse de un cargo público, prevalece el criterio de ponderar la ley que contenga más requisitos.

Así, la decisión parecería estar entre Guillermo Noriega, a quien durante el día de ayer le endosaron el padrinazgo del dirigente nacional del PAN, Damián Zepeda, y Andrés Montoya, actual secretario técnico de la CEDH.

Pero si la ‘cargada’ oficial viene en el sentido de favorecer a González Avilés, lo más probable es que los diputados opten por reponer el procedimiento (eventualidad que había sido advertida desde hace un par de meses por este desvelado tecleador), abrir un compás para lograr los consensos necesarios y en el ínter, dejar la presidencia en manos del primer visitador, en este caso, José Gastélum.

Este día se despejarán dudas.

IIi

Fuerte troleo se ha desatado en redes sociales contra el alcalde Maloro Acosta a partir de que fue designado precandidato a senador. Exponen, en sistemáticos cuestionamientos, que no debió solicitar licencia para separarse de su cargo porque dejó la ciudad en ruinas.

Huelga decir que en esta cargada aparecen a la cabeza personajes de tan grata memoria como Javier Neblina, el Güero Nieves y otros ex funcionarios menores del padrecismo, aunque hay que anotar a otros militantes de Morena y Movimiento Ciudadano, lo cual es enteramente comprensible por los tiempos electorales.

Lo hemos comentado en anteriores despachos y lo reiteramos hoy. Las condiciones en las que tomó las riendas de la ciudad el hoy alcalde con licencia, sí eran verdaderamente desastrosas. Si la inseguridad pública hizo crisis, en mucho tiene que ver eso.

Sin embargo, hay indicadores claros de que, con mucho menos recursos que sus antecesores, el Maloro sacó al buey de la barranca en varios rubros. Veamos.

En materia de gobernanza, corrupción y afectación del patrimonio municipal, se encontraron más de 67 mil metros cuadrados de terrenos propiedad del ayuntamiento, vendidos ilegalmente por más de 58 millones de pesos. Las participaciones federales, muy altas en aquellos años por los excedentes petroleros, no se reflejaron en obra pública (pavimento y alumbrado eran un desastre); la opacidad y baja eficiencia recaudatoria sentaron sus reales.

En 2015, Hermosillo estaba en el lugar 24 en implementación del presupuesto basado en resultados, de acuerdo con la SHCP. Su déficit mensual era de 17 millones de pesos.

La deuda heredada asciende a más de dos mil 300 millones de pesos.

Para 2016, la calificación de la cuenta pública pasó de 6.9 a 8.0 y Hermosillo remontó en 18 posiciones el índice general de avance en el presupuesto basado en resultados, pasando del lugar 26 al octavo en 2017, con lo que mantuvo estable su calificación crediticia.

En materia de desarrollo económico no había un proyecto claro, el fondo para el empleo productivo tenía varios años de inactividad; el turismo era visto como una actividad complementaria de las culturales y no recibía apoyos suficientes. No se contaba con una plataforma digital para la promoción del municipio; no había un programa de mejora regulatoria y la falta de estímulos a la cultura emprendedora, especialmente entre los jóvenes, brillaba, pero por su ausencia.

En dos años de la actual administración, la inversión privada acumulada alcanzó los 4 mil 708 millones de pesos, el 95% de lo alcanzado en toda la administración anterior y se registraron ante el IMSS 14, 203 nuevos empleos.

Se implementaron tres programas de crédito para fomentar la cultura emprendedora con montos que van de los 50 mil a los 500 mil pesos y hoy, Hermosillo es líder nacional en Nivel de Confianza Empresarial hacia el Gobierno Municipal.

Se inauguró la primera etapa de Kino Mágico, la primera playa incluyente con parque en el país, con una inversión de 62.5 mdp y se dio un nuevo impulso al Festival Internacional del Pitic, que generó una derrama económica superior a los 102 mdp, con mil 200 empleos temporales y un incremento del 17% en la ocupación hotelera.

Los rubros en los que el municipio ha registrado avances significativos son varios y el espacio corto, así que en posteriores despachos desglosaremos los restantes.

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=138930

Publicado por en Feb 1 2018. Campo bajo El Zancudo. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte