Hermosillo, Sonora. Lunes 10 de Diciembre de 2018
 
|

Está bien que la metan, pero no la doblen

Arturo Soto Munguia
Antes que cualquier otra cosa, debo decir que admiro a Paco Ignacio Taibo II desde que conocí, en mis tiempos preparatorianos, los primeros libros de la saga histórico-policiaca de eso que hoy se llama “Todo Belascoarán”, una saga de diez libros sin desperdicio. Leí también algunos de sus libros de historia y algunas biografías.

 

Me parece un tipo impecable en sus letras y un excelente prospecto para dirigir el Fondo de Cultura Económica, sobre todo por el gran trabajo que ha hecho en materia de divulgación, lo que se podría ver potenciado desde la institución que seguramente dirigirá a partir del uno de diciembre.

 

Para ello, la mayoría de Morena en el Senado habrá de reformar la Constitución, eliminando ese “pequeño” candado que impide a un mexicano no nacido en México ocupar ese y otros cargos en el gobierno federal.

 

Como muchas otras cosas de las que hasta hace poco abominaban los morenistas, legislar para favorecer a un particular es algo que a la luz de la cuarta transformación no luce tan malo. Mejor aún, sintetiza el sentimiento que parece inflamar las velas del barco de Morena, y que sopla desde la sed de venganza, el festín sobre los caídos y la celebración de la victoria que refleja todo menos humildad.

 

“Se las metimos doblada”, como resumen de la jornada electoral y anticipo del estilo de gobierno, no es menos escatológico políticamente que la “Roqueseñal” de 1995, cuando la mayoría priista en la Cámara de Diputados aprobó incrementar de 10 a 15 por ciento el IVA y Humberto Roque Villanueva lo celebró ruidosamente con esa mímica que simula una violenta fornicación.

 

Las redes sociales ya han dado cuenta de críticas, justificaciones y hasta aplausos para el escritor de origen español y gente cercanísima al presidente electo. No tiene mucho caso abundar aquí sobre ello. Hasta su propia hija, Marina Taibo Saiz escribió en su cuenta de Twitter: “Totalmente reprobables las declaraciones de mi padre, en breve tendrá que ofrecer disculpas al pueblo de México, un hermoso país que no hizo más que recibirlo con los brazos abiertos al huir de un gobierno opresor. Sin ustedes, no sé cuál habría sido el destino de la familia Taibo”.

 

Sus defensores han tratado de minimizar los hechos, destacando la indudable trayectoria y consistencia intelectual del escritor y tratando de reducir su dicho a una ofensa que no se equipara con el insulto que significó la nefasta era de corrupción y muerte del PRIAN y bla bla bla…

 

No va por ahí la cosa. Hombres y mujeres más versadas en los temas de género, derechos humanos y violencia han sido puntuales en el llamado a no exacerbar ese discurso que alienta el machismo, la falocracia, la homofobia, pero sobre todo el cinismo y la soberbia de Estado, en un país particularmente lacerado por estos flagelos.

 

Si el “Se las metimos doblada” de Paco Ignacio en la Feria del Libro en Guadalajara preocupa, el rabioso aplauso de la concurrencia debería aterrar. No por el uso del lenguaje coloquial y cotidiano del pueblo, sino porque las palabras se significan en su contexto, que incluye a quien las pronuncia y a quien las celebra.

 

Sigo creyendo que Taibo tiene la capacidad y los méritos suficientes para ocupar el cargo, aunque también creo que no es el único que, en los cercanos a Andrés Manuel López Obrador, los tenga. Creo también que no habrá cambios y Taibo llegará al cargo, y nos seguirá dando muchas sorpresas.

 

II

 

Los millenials hermosillenses no lo saben, pero hubo un momento en Hermosillo en que las fuentes de abasto de agua para consumo humano se redujeron considerablemente, lo que sumado a la incapacidad gubernamental combinada con el interés económico-político, llevaron a decretar un “tandeo” de cuyos días no quiero acordarme.

 

Para los habitantes de Guaymas y Empalme, los tandeos son parte de su vida cotidiana. Han tenido que lidiar con ello desde siempre, ajustando sus agendas y sus hábitos a la disponibilidad de agua en sus casas, negocios, escuelas, oficinas. Y si bien esos problemas no son tan graves como en otros años, siguen padeciéndolos.

 

Pues bien, falta poco tiempo para que esos problemas sean por fin superados.

 

Ayer, la gobernadora Claudia Pavlovich colocó la primera piedra de la planta desaladora que habrá de abastecer de agua potable a 225 mil habitantes de ambos municipios, procesando 200 litros por segundo para consumo humano.

 

La obra, cuya inversión es de 738 millones de pesos incluye pozos playeros, planta desalinizadora mediante ósmosis inversa y un acueducto de 13 kilómetros hasta el centro de distribución, vendrá a resolver un añejo problema en Guaymas y Empalme.

 

Con un agregado: el proceso se apegó a los estándares nacionales e internacionales de transparencia, desde la compra de los terrenos al ejido San Fernando, que es donde será construida, hasta la licitación y la supervisión.

 

Por cierto, esta obra fue anunciada en noviembre de 2015, apenas un par de meses después de que Claudia Pavlovich tomara las riendas del estado. Fue uno de sus primeros compromisos ya como gobernadora y se estuvo “atorando” por la engorrosa tramitología típica de los asuntos que tienen que ver con los recursos naturales y el cuidado del medio ambiente.

 

En aquel momento se explicó que esta planta está proyectada para seguir desarrollándose modularmente, de manera que en algún momento no sólo alcance a abastecer las ciudades de Guaymas y Empalme, sino que llegue hasta Hermosillo.

 

III

 

Iba a decir que ha corrido mucha tinta, pero quizás sea más apropiado, en estos tiempos, decir que se han viralizado con mucha frecuencia, textos acerca de esa gran paradoja de las redes sociales que interrelacionan al mundo entero y a la vez aíslan a los individuos en esa soledad que tiene a deshumanizarnos.

 

El fenómeno se presenta a cualquier edad, pero es más lastimoso verlo en niños y jóvenes, habitantes de un mundo virtual, negados a ver el mundo real, el que se encuentra nomás al despegar la mirada de las pantallas de sus dispositivos electrónicos.

 

Por eso es plausible cualquier esfuerzo por sensibilizar e involucrar, sobre todo a los más jóvenes, en temas que ayuden a construir una sociedad más solidaria, más humana.

 

A partir de ahora, los estudiantes del sistema Conalep podrán realizar su servicio social y prácticas profesionales en los programas de la Secretaría de Desarrollo Social del estado, luego de la firma de un convenio entre ambas instituciones.

 

“El día que vayan y conozcan a una familia que no tiene servicios básicos, que viven 5 o 6 personas en un cuarto; niños que no van a la escuela, personas sin seguridad social, será un proceso de sensibilización muy importante para los estudiantes, para su futuro profesional”, dijo el encargado de despacho en Sedesson, Alejandro Corral Hernández.

 

Y dijo bien.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=157183

Publicado por en Nov 29 2018. Campo bajo El Zancudo. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte