Hermosillo, Sonora. Lunes 29 de Mayo de 2017
 
|

Fin de un capítulo, no de la historia

guillermo-padres-dagnino-detenido

Arturo Soto Munguia

Ayer se escribió el capítulo más dramático de una historia que pudo tener mejores páginas, escritas con el ánimo de la alternancia, la transición, la democratización de la vida política en Sonora, pero hoy es un reguero de hojas sucias y arrugadas en el cesto de la basura.

La ambición y la mezquindad; la ausencia de miras, la falta de estatura política, la vocación gangsteril, la ineptitud y la pequeñez de espíritu lo echaron a perder.

Lo histórico y lo inédito del pasado sexenio fue el robo y el cinismo de los gobernantes, pero también el hecho de que hoy, un ex gobernador está en la cárcel acusado de delincuencia organizada, lavado de dinero más lo que se acumule en 11 expedientes que documentan el atraco jamás visto en Sonora.

En otro penal está su hijo mayor, a quien Guillermo Padrés involucró en la trama de sus ambiciones. También están presos al menos cinco de sus colaboradores y una veintena más, en la mira de las autoridades para que respondan por diversos ilícitos.

El triunfo electoral de 2009 acabó con ocho décadas de sucesivos gobiernos priistas que terminaron por cansar a los sonorenses, también por sus malas prácticas.

Padrés y su equipo tuvieron la oportunidad, esa sí histórica, de hacer las cosas bien. De probar que la alternancia es la ruta de la transición democrática; que el gobierno podía ejercerse tomando distancia razonable de todas aquellas malas artes que terminaron por erosionar la confianza ciudadana y sacar al PRI de Palacio de Gobierno.

Lo que hicieron los panistas, sin embargo, fue no solamente reeditar lo que hicieron los priistas, sino también lo que se imaginaban que hacían.

El resultado es desolador no sólo para los protagonistas del atraco, hoy arrastrando los dramas familiares de la persecución judicial y el vacío social que les da su condición de delincuentes. También para la sociedad sonorense que no termina de levantar los pedazos de un entramado institucional dejado en ruinas.

Al filo de las 22:00 horas, un juez dictó el auto de formal prisión a Guillermo Padrés Dagnino, primogénito del ex gobernador, que horas antes había recibido dos autos de formal prisión. Los delitos: delincuencia organizada y lavado  de dinero. Ninguno de los dos alcanza el beneficio de la libertad bajo caución y podrían enfrentar penas que van de 20 a 40 años en prisión.

El joven, de apenas 26 años deberá enfrentar su juicio en una prisión de alta seguridad, acusado de participar en un supuesto esquema de blanqueo de dinero, debido a que era accionista de la empresa El Pozo Nuevo de Padrés, propietaria del rancho del mismo nombre y que saltó a la fama cuando se descubrió la existencia de una presa particular construida ilegalmente, que después fue misteriosamente destruida.

Padrés Dagnino recibió recursos de una cuenta en HSBC registrada a nombre de su tío Miguel Padrés y Ernesto Alfonso Castorena Fraire, fondeada con dinero que la PGR considera producto de un soborno.

Miguel Padrés y Castorena habrían recibido depósitos del empresario Mario Aguirre, ganador de todos los contratos para surtir de uniformes escolares, un programa al que el gobierno de Padrés orientó más de mil millones de pesos.

Lo que hoy tenemos es al ex gobernador y a su hijo en la cárcel; a algunos de sus amigos que gozan de fuero gracias a Padrés, reaccionando virulentamente y a otros más huyendo en estampida por cualquier rincón del país o el extranjero.

En eso vino a terminar al menos este capítulo que, insisto, pudo tener mejor final, si no fuera porque Padrés y su gavilla estuvieron lejos, muy lejos de hacer la lectura correcta sobre lo que implicaba encabezar un gobierno de alternancia. Hoy pagan las consecuencias.

Encarcelar a los culpables del atraco a Sonora y restituir lo robado se convirtió en una exigencia ciudadana que el actual gobierno canalizó por la vía de una Fiscalía Especial Anticorrupción que trabajó arduamente durante casi un año documentando los hechos, siguiendo pistas, deteniendo a algunos implicados y dando parte a las autoridades federales, PGR y SHCP fundamentalmente, de todos los avances.

La historia, obviamente no acaba aquí. El encarcelamiento del ex gobernador y su hijo apenas sirve para mostrar que en materia de procuración de justicia las cosas vienen en serio. Y que esa veintena de ex funcionarios, hermanos, parientes y amigos de los Padrés que tienen una orden de aprehensión en su contra, no deben estar tranquilos, porque una celda los espera.

En Sonora, las redes sociales fueron nuevamente el termómetro de la indignación ciudadana y las exigencias de justicia. Las imágenes de los implicados se volvieron virales y fueron objeto de mil y un ‘memes’; las condenas, lapidarias, socarronas, iracundas.

Los pocos padrecistas que asomaron la cara para intentar un esbozo de defensa de su jefe, o un reclamo hacia el gobierno de Claudia Pavlovich, también fueron lapidados por esa Fuente Ovejuna virtual a la que le faltaban dedos para teclear respuestas en todos los tonos, a los alegatos de los muy pocos defensores del ex gobernador y su familia.

La gobernadora por su parte difundió un video en el que establece una posición institucional al respecto, que en su parte medular dice:

“La resolución judicial que dicta el auto de formal prisión al ex gobernador de Sonora, marca una etapa importante, es primordial porque la procuración de justicia en México, atiende un reclamo cotidiano y legítimo de los sonorenses, es importante porque se manda un mensaje poderoso contra él no pasa nada que tanto agravia y desespera a los ciudadanos, esperamos que las instituciones actúen en apego a la ley, donde no se fabrican culpables, pero tampoco se exoneran”.

En el PAN de Sonora van del desconcierto a la zozobra. En el PRI hay fiesta.

La enseñanza que debe dejar todo esto, no es sólo para los padrecistas, esos que desperdiciaron lastimosamente la oportunidad de reivindicarse como opción de gobierno, sino, sobre todo, para quienes actualmente están en el ejercicio de gobierno, pues todo parece indicar, el combate a la corrupción ha llegado para quedarse.

También nos puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=109705

Publicado por en Nov 16 2016. Campo bajo El Zancudo. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte