Hermosillo, Sonora. Martes 24 de Abril de 2018
 
|

Guerra contra los delitos electorales

Mensajes
Gilberto Armenta

En la campaña del 2015, los delitos electorales estuvieron a la orden del día, particularmente los que eran producto de la violencia verbal hacia quienes fueron candidatos en la misma.

La gobernadora Claudia Pavlovich Arellano, como candidata a la gubernatura de Sonora en ese tiempo, fue la más afectada. La violencia hacia ella fue brutal, y el origen está plenamente identificado en los operadores políticos del PAN quienes, esbozados en cuentas falsas en las redes sociales, hicieron cuanto quisieron en ese proceso electoral.

Pero también plenamente identificados aquellos panistas que, utilizando sus propias campañas como escudo, intentaron diezmar la honorabilidad y la imagen de quien después les ganaría esa elección. El ejemplo más claro es aquel misógino sketch autorizado por el ahora alcalde de Nogales, David Cuauhtémoc Galindo Delgado, y del que intentó desligarse sin éxito.

En ese año, en el 2015, Guillermo Padrés Elías permitió todo en contra de los partidos de oposición, y no intentó en ningún momento, llevar una elección por el buen camino. De hecho, en el 2009, así fue como ganó la gubernatura. La marrullería, la trampa, la provocación, el engaño y el ataque sistemático hacia las personas y las instituciones fueron su sello, que después su círculo más cercano tomó como plataforma electoral en el 2012 y 2015.

En este 2018 ya no será así.

La gobernadora Claudia Pavlovich toma al toro por los cuernos, y dicta las medidas para que esta elección del 01 de julio próximo se desarrolle dentro de los estándares de la civilidad, el respeto, la democracia, la honorabilidad y la legalidad.

 

Por eso, y bajo esa premisa, firmó como representante del Gobierno del Estado, un acuerdo de trabajo que compartirá con la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) y su homologa estatal la Fiscalía contra Delitos Electorales de Sonora (FDE).

 

Pedro Pablo Chirinos Benítez, fiscal del FDE Sonora, llevara bajo sus hombros la responsabilidad de asegurar que, en este estado, los delitos electorales sean combatidos de manera frontal.

 

Héctor Marcos Diaz-Santana Castaños, fiscal especializado en delitos electorales y en representación de la FEPADE, será el responsable de garantizar unas elecciones apegadas a derecho, sin distingos de colores partidarios, y con la opción de castigar, de manera integral, los delitos electorales que se cometan.

 

Pero ¿que son los delitos electorales? Son los que parten de la coacción al voto a través de la manipulación o la intimidación, también los que se comenten al permitir que se usen recursos públicos en campaña, o cuando se alteran los estilos tradicionales del proceso electoral.

 

Por eso, la FEPADE reconoció la decisión de Claudia Pavlovich al firmar el convenio de colaboración electoral, con el que el estado deberá proveer todo lo necesario para que aquel ciudadano violentado en sus derechos electorales pueda denunciar a quien sea responsable.

Además, la gobernadora de Sonora fue muy clara, y les dijo a los funcionarios estatales que no se permitiría en ninguna circunstancia que, al amparo de los puestos o del erario, se apoyen aspiraciones o candidaturas. Sentenció que aquellos que decidan enrolarse en pre o en campañas electorales, deberán primero renunciar a sus cargos. En caso contrario, la permanencia en sus puestos es obligada.

Pero lo más importante es que el gobierno estatal, y las dos fiscalías mencionadas arriba, estarán listas para recibir cualquier denuncia ciudadana contra aquel funcionario, de cualquier nivel, que infrinja la ley, para castigarlo como corresponda.

Además, solicita en su carácter de gobernadora, que las guerras sucias o las campañas negras no empañen las elecciones, y puso sobre la mesa la necesidad y la exigencia ciudadana de que estas se desarrollen en un ambiente de tranquilidad, sin importar la filiación ni la preferencia de nadie.

El hartazgo de la sociedad civil ante las campañas sucias ha llegado a su límite, por eso la importancia de garantizar que la paz social, la civilidad y la concordia sean las bases en las que todos los candidatos, de todos los partidos, se presenten ante los sonorenses.

Por lo pronto, ya existe el mecanismo para que los delitos electorales sean denunciados, enjuiciados y sentenciados. El resto depende de usted.

 

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=139361

Publicado por en Feb 8 2018. Campo bajo Reino de Sátrapas. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte