Hermosillo, Sonora. Martes 12 de Noviembre de 2019
 
|

”Hay apá”…

ARCHIVO CONFIDENCIAL
POR ARMANDO VÁSQUEZ A.

AHORA QUE SE CONMEMORÓ el 50 aniversario del 2 de octubre y veo tanto joven desfilar por ese motivo, me pregunto si habrán leído un solo libro, así sea electrónico, sobre dicho acontecimiento, su origen, su destino, los personajes que lo vivieron y donde se encuentran en estos momentos, la mayoría de ellos con setenta años de edad como mínimo.

Se han escrito un sinnúmero de libros al respecto, desde un punto de vista románticón como “Regina” de Antonio Velasco, hasta críticos como la novela “Plaza” de Luis Spota  o vaya, libros guerrilleros como el de Paco Ignacio Taibo II de nombre 68.

¿Y qué me dice de la película “El Bulto”?, muy buena donde el personaje principal participó en ese movimiento, fue herido y cayó en un coma del cual despertó creo que veinte años después y se quedó con aquellas ideas de lucha comunistoide y al preguntar dónde estaban aquellos jóvenes idealistas descubrió que todos eran burócratas y que trabajaban para el gobierno que tachaban de represor… y por cierto, el personaje también terminó de funcionario.

Y así por el estilo, tantos documentales, libros, películas, pláticas, memes, sinsabores, leyendas y mitos que surgieron en ese dos de octubre que fue un movimiento mundial, un llamado de la Cuarta Internacional Socialista para manifestarse y que en México cayó en el casi inicio de los juegos Olímpicos dejando muy poco espacio de movilización a quienes dirigían este país para quienes, lo más rápido fue aplastarlo con rapidez como lo hicieron en su momento.

Ahora que ganó la izquierda veo pues a esos jóvenes desfilar sin un ápice de qué se trató ese movimiento y realizaron manifestaciones en todo el país aprovechando los bríos de los chamacos para realizar ese tipo de eventos y porque la venganza de la ola roja está a todo lo que da, tan es así que AMLO habló de crear una Comisión de la Verdad sobre el 68 para dejar en claro la culpabilidad del Ejército Mexicano, que por supuesto no estuvo de acuerdo en someterse a ese indigno juicio.

Luego, como siempre ha ocurrido con AMLO, trató de componer lo que dijo y señaló que nunca se utilizará al Ejército contra el pueblo y fue más allá al hablar de integrar a las fuerzas armadas a una gendarmería policial, idea que también fue rechazada por los militares. Ahorita está en stand bye todas esas ideas y lo que hicieron fueron marchas recordando el hecho.

Lo más probables es que una vez en el poder, AMLO –como lo quiso hacer Salinas de Gortari queriendo redimir el nombre de Porfirio Díaz en la historia–, incruste en el libro de historia mexicana de los libros de primaria los sucesos ocurridos ese dos de octubre pero con el sesgo izquierdista que le caracteriza y como una medida doctrinaria, más que histórica. Ya lo veo venir.

Es lógico y natural. Los sistemas comunistas en el mundo así empezaron, borrando la historia de nuestros antepasados y narrando los sucesos a su conveniencia. Ideología de izquierda pura, pues.

Y si, pueden hacerlo.

Curioso, pero como en la película “El Bulto”, la mayoría de los lidercillos de entonces terminaron en la burocracia.

La paradoja de estos jóvenes manifestantes que elevaban las consignas de entonces, es que llevaban en su mente que la lucha de entonces era contra un gobierno represor y como sus ideas son un brincadero sin ton ni son, puede llegar a ocurrir que se queden con ese concepto de gobierno-represor y quien sabe cómo le va a hacer AMLO para que no se le voltee el chirrión por el palito, pues ahora los izquierdistas son el gobierno.

Pero el día a día nos irá indicando el rumbo que puede llegar a tomar este tipo de eventos que muy seguramente será luz de un día, no veo en nuestros jóvenes una plataforma que les permita ir más allá de una simple manifestación pues no tienen el espíritu, el adoctrinamiento, la filosofía de los verdaderos hombres y mujeres de izquierda que sabían el rol que les tocaba jugar en la sociedad.

Y es que nuestros jóvenes hoy están hechos del plástico de las pantallas, no son apasionados, virulentos, al primer golpe se caen y lloran como bebés pues no aguantan el dolor, ni el cansancio, la sed y menos el hambre. Ya los quisiera ver en grupos para militares recibiendo adoctrinamiento en campos de batalla, como sí lo hicieron allá por principios de los setentas y más recientemente en los noventa cuando nació a la luz pública el EZLN.

Estos chamacos son de mentiritas. Muy idealistas, comunicativos y merecedores pero sin ganas de hacer sacrificios extras. Más dados a la buena vida, colapsados en sus valores y fácil presa de quien llegue con una zanahoria.

Cómo tienen chamba los de la izquierda si piensan que van a formar ejércitos con ellos. A menos, claro está que los ingresen y les paguen, pero como lo mercenarios, el día que falte el billete hasta allí llegó el te quería. Y para sembrar en ellos una convicción  van a sufrir. No son los mismos jóvenes idealistas del 68, ni 70, ni 80, ni 90.

Además, no tienen enemigo enfrente, entonces ¿contra quién van a luchar?, ¿ni modo –insisto–, que contra el gobierno si será de izquierda?

Ya hasta me imagino la escena por parte de los hijos de los izquierdistas de la vieja guardia: “¡Levántate para que vayas a la manifestación del dos de octubre!” y la respuesta ya la estoy oyendo: “hay apá”…

EN FIN, por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con más de 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

 

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=153780

Publicado por en Oct 2 2018. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte