Hermosillo, Sonora. Lunes 23 de Abril de 2018
 
|

La valentía de napito

Mensajes
Gilberto Armenta

En conferencia de prensa ofrecida en Sonora por el partido político Morena, la candidata al senado Lilly Téllez dijo que le gustaría tener como compañero senador a Napoleón Gómez Urrutia, porque se enfrentó a German Larrea Mota Velasco, propietario de Grupo México.

La también columnista y periodista de SDP Noticias se equivocó.

Básicamente, sin preámbulos, sin acotaciones ni explicaciones: Napoleón nunca se enfrentó – antes de Pasta de Conchos – a Germán.

Previo a ese episodio de amplio dominio público, el líder sindical y el magnate minero se trataban de tú a tú. Negociaban la caratula de los contratos colectivos de trabajo. Intercambiaban prebendas. Negociaban las plazas y se ponían de acuerdo en los montos de las utilidades. Antes de Pasta de Conchos, el séquito de incondicionales de napito, distribuidos en setenta y tantas secciones a lo largo y ancho de México, se comportaban en sus respectivas ubicaciones como los gobiernos de facto. La impunidad, el control de las autoridades municipales, la intromisión en las decisiones políticas, la arrogancia y la prepotencia, el abuso social, el condicionamiento sobre quien se contrataba para trabajar en la mina y en qué condiciones, el acoso laboral, las adicciones, las sentencias, el fraude de los derechosos y sus 5 MDD, los juicios sumarios, las expulsiones de lugareños acusados de esquiroles, y una larga esquela de “acciones sindicales” abusivas eran la constante.

Esa era la vida sindical en Cananea con la sección 65, y en Nacozari con la desaparecida sección 298, municipios en los que se mostró el verdadero rostro de napito y su sindicato en Sonora.

La candidata al senado por Morena, Lilly Téllez, conoce ese tema a la perfección. Ella ya era periodista cuando la tragedia de Pasta de Conchos. Ella ya escribía cuando Napoleón Gómez Urrutia se exilió a Canadá, huyendo de su responsabilidad y asediado por su propia base de mineros sindicalizados, que inconformes reclamaban su actuar como líder. Ella sabe también que Napoleón y Germán fueron cómplices y no enemigos declarados entre ellos. Ella sabe que “napito” no es un perseguido político, sino un prófugo de la justicia, acusado como responsable de la tragedia en mención párrafos arriba, y de otros delitos para nada menores.

No importa el veredicto de esas acusaciones e investigaciones. Tampoco si el líder sindical es inocente o no. Lo que importa es el brutal conflicto social que las huestes bajo sus órdenes ocasionaron en Sonora, particularmente en Cananea y Nacozari.

Lo que importa es que la paz laboral que hoy se vive en esos municipios mineros, está bajo riesgo con la inminente llegada a México del tristemente célebre “napito” como senador plurinominal. Lo que importa es que desde el día 1 de su trabajo senatorial, Napoleón Gómez Urrutia dirigirá sus cañones a Sonora, y particularmente teledirigidos a Cananea y Nacozari, y no será para apoyar a los trabajadores mineros y sus familias.

Tampoco será para retomar el control de la sección 65 y fortalecerla en Cananea, o la 298 para re instaurarla en Nacozari, sino que con el poder que como senador ostentará, será para agenciarse las concesiones de ambas minas.

Esa es la verdadera motivación de Napoleón Gómez Urrutia: controlar la concesión de las minas Buena Vista del Cobre en Cananea, y mina La Caridad en Nacozari, las dos entre las mas generosas del mundo en la extracción de cobre y otros minerales. Ya intentó el “líder” sindical arrebatarle las minas a Grupo México en el pasado y falló en el intento. Morena y Andrés Manuel López Obrador le están abriendo la puerta para que, a como dé lugar lo consiga, aunque en el intento instaure la zozobra social y laboral de nuevo en Sonora.

Pero a Lilly Téllez solo le interesa la “valentía” de napito. Pero pocos le creen, y los muchos saben que, obligada como está, defiende los intereses del partido que representa, por encima de los del sonorense. ¡Vaya forma de intentar representarlos desde el senado!

Gracias por la lectura. Puede seguirme en @mensajero34 y en facebook.com/gilberto.armenta.16

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=142139

Publicado por en Abr 3 2018. Campo bajo Reino de Sátrapas. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte