Hermosillo, Sonora. Domingo 22 de Octubre de 2017
 
|

¡Libertad concedida!

CONTRAPESO

Por Jesús Olivas Figueroa

Las aristas pueden ser varias; los análisis vastos; y la percepción variada; lo que sin lugar a dudas es una realidad, es que las leyes en México tienen más poros que la luna en su máximo esplendor.

Y es que la liberación de Guillermo Padrés Dagnino, el hijo del ex Gobernador de Sonora y actualmente preso Guillermo Padrés Elías, es a todas luces un revés a las autoridades judiciales que capturaron al junior bajo cargos supuestamente graves y con argumentos legales sólidos que suponían un encarcelamientos añejo.

Sin embargo, ayer salpicó la noticia que el juez Juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales ordenó la liberación de Guillermo Padrés Dagnino.

El hijo mayor del ex mandatario había sido detenido el pasado 10 de noviembre del 2016, al ejecutarle orden de aprehensión en su contra, al mismo tiempo que su papá se entregaba a las autoridades.

Desde entonces, había sido recluido en el penal de máxima seguridad de Almoloya de Juárez, pero luego de una huelga de hambre que hizo su padre mientras estaba recluido, fue cambiado al penal de Querétaro.

Quedará absuelto de defraudación fiscal y lavado de dinero; delitos que se le imputaban.

Usted lo puede ver desde dos perspectivas claras; por un lado, muchos han dicho que la única culpa que tiene el joven sonorense, es ser hijo de uno de los gobernadores más corruptos que ha tenido la entidad. Sin embargo para esas mismas personas el junior es un “niño” inocente que fue influenciado por su padre para cometer las fechorías de las que lo culparon, y que precisamente por las formas, es por lo que hoy el “Memito” está en libertad.

Por otro lado, existen otras personas que piensan que el hijo de Padrés sabía perfectamente lo que hacía, y que si firmó documentos que lo comprometían era con absoluta conciencia, sabedor de que lo que hacía era violación a la ley y si había investigación podría ser acusado, como sucedió.

Padrés Dagnino no es un niño, como irónicamente lo comenté más arriba, claro que no, en lo personal creo más esa segunda versión que expongo, sabía lo que hacía, se envolvió en la corrupción que su padre fabricó, nadie bajo las circunstancias en las que sucedió el hecho hace algo sin conocer las consecuencias. El vástago del ex mandatario es tan culpable como su valentía de hacer algo que evidentemente le dañaría.

La verdad es una, la justicia es otra, y las resoluciones de los jueces vienen por caminos muy distintos.

Me parece sin temor a equivocarme, que más allá de que los expedientes que esgrimieron en la Fiscalía Anticorrupción a las huestes de la Procuraduría General de la República fueron endebles, y por ello se cayo el caso, soy de la idea que las cúpulas de altura negociaron ciertas cosas  con Padrés Elías por la libertad de su hijo.

Desgraciadamente la burra no era arisca, dice un dicho popular mexicano, y con base a temas similares que han sucedido a lo largo de la historia de la política

Mexicana, podemos ponderar tal aseveración. Arreglos en lo oscurito, ha pasado, pasa y no sé si seguirá pasando.

Sin embargo, de ahí, de conciliar la libertad del hijo, a que se diga que después viene una negociación mayor dónde va implícita la libertad del padre, o sea, de Guillermo Padrés Elías, me parece que es un pensamiento que ni siquiera debería rondar los ángulos más cercanos del cerebro.

Y es que sería aberrante, desolador, ruin, daría al traste con todo el trabajo de las fiscalías y del gobierno estatal y federal. Desvestiría la más cruda realidad que aún en estos tiempos muchos aseguran existe. La simulación en todo su esplendor.

En lo personal sé que existe, en casos minúsculos sí, pero en temas donde tiene que ver un estado dejado en quiebra, en cuentas bancarias multimillonarias luego de que apenas salían con sus gastos familiares mensuales, en mansiones ostentosas, en una vida que no les correspondía pues, ahí no lo puedo aceptar. Sonora sería el hazme reír nacional y los ciudadanos de este caluroso terruño perderíamos quizá por siempre, la fe en las autoridades.

La liberación del “Memito” es una aberración para miles de sonorenses, y una bendición para sus familiares; para la justicia, es otro revés a juzgar por las pruebas entregadas por la Fiscalía y presentadas por la PGR.

Listo…Dios los bendiga, cuide y proteja…

Cualquier duda, aclaración o crítica, mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=128977

Publicado por en Ago 9 2017. Campo bajo Contrapeso. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte