Hermosillo, Sonora. Miercoles 26 de Julio de 2017
 
|

Los asesinos de periodistas no entienden que hay protocolos

ARCHIVO CONFIDENCIAL
POR ARMANDO VÁSQUEZ A.

SON TRES LAS MEDIDAS que se manejaron este miércoles en la reunión del Presidente Enrique Peña Nieto, los integrantes de la Conago, gabinete presidencial e invitados especiales. Esto por el asesinato del periodista Javier Valdez y más de un centenar de caídos por cumplir con su trabajo.

Estas son:

1) Se fortalecerá la estructura y el presupuesto para el mecanismo de protección de activistas y periodistas.

2) Se establecerá un protocolo para reducir las situaciones de riesgo contra periodistas. Estará a cargo del mecanismo federal.

3) Fortaleceremos la Fiscalía con mejor personal, MP’s, policías y peritos y con mejor coordinación entre policías locales y federales.

https://goo.gl/xv4uOu
Años han pasado y de plano, son las medidas siempreras por una sola razón: no tienen el aval de los periodistas por que no fueron invitados a opinar al respecto.

Diferente hubiera sido si con antelación se desarrollara, citara y promocionara, una mesa de trabajo en la cual se nos tomara en cuenta como manejadores de la información.

Las tres propuestas surgidas de esa reunión tienen el cariz de ser la parte de gobierno, porque precisamente ellos son gobierno, pero insisto, no hubo una adecuada comunicación con los dirigentes de organizaciones de periodistas, con renombrados personajes del gremio y mucho menos con los dueños de las empresas que dirigen la información en el país.

Eso sería lo justo.

Por eso es necesario insistir. Hablan de incrementar el presupuesto ¿para aplicar en qué si ya existe una fiscalía especializada en delitos contra la libertad de expresión que no ha servido de mucho pues no recordamos un solo asesino de periodistas aprehendido ?

No he visto en los medios de comunicación que se haya atrapado a un asesino y lo hayan mostrado como lo hacen con ene cantidad de delincuentes a quienes exhiben como trofeo en la búsqueda de una palomita de bien hecho de la sociedad.

Uno, no más.

 

Ahora bien, el famoso protocolo. Ya hubo en sexenios anteriores campañas y conferencistas que tuvieron reuniones con periodistas para dar a conocer el famoso protocolo. Ya lo hay, pero faltó que lo comprendieran los asesinos.

Luego tenemos el reforzamiento de los engranajes de la ley, agencias del ministerio público, jueces y demás encargados de manejar los mecanismos que permiten crear eso que llaman justicia.

¿Usted cree que les interese a los familiares de los periodistas caídos esa gran idea?

No sé cuántos periodistas más morirán y cuantos serán necesarios que mueran para hacer entender que el Estado debe poner un asterisco en la importancia y gravedad de atentar contra la vida de un comunicador.

Y es que es la única manera de lograr que los malandros tengan miedo o la piensen dos veces antes de ejecutar una orden. El Estado debe cumplir con su trabajo atrapando a los asesinos que de seguro comen, beben, tienen familia y viven como si nada malo hubieran hecho cobijados en la impunidad que les brinda un estado justiciero de mentiritas.

Años pasan y por lo que veo, pasarán, antes de tener una respuesta de los más de 109 casos (la fiscalía especializada son los que reconoce, aunque sabemos que son muchos más), que están en investigación.

Claro está, también deberían de rodar cabezas de funcionarios ante el asesinato de un periodista, pero ni eso. Y es que todos sabemos que este tipo de ejecuciones son planeadas y luego, con la promoción se busca que otros colegas por lo menos de esa región, la piensen dos veces antes de seguir con su trabajo. De allí la saña que le ponen a estos atentados.

Y ningún funcionario, vaya, por lo menos menor, es despedido de su cargo por inútil.

Es así pues que en el caso de Sonora, otra vez, vamos  a buscar las formas de solicitar mayor protección o bien, medidas reales como la conformación de una red de autoprotección que involucre a todos los medios posibles y que quieran participar dando a conocer en el país cualquier amenaza de muerte lo cual será la manera como vamos a llamar la atención para que el asesino sepa que no tendrá tan fácil ejecutar su atentado.

Al menos es una idea. Habrá que socializarla y esperar resultados.

EN FIN, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=124122

Publicado por en May 17 2017. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte