Hermosillo, Sonora. Martes 19 de Septiembre de 2017
 
|

Más allá de la judicialización de la política, la vida sigue

aviones-desfile-201-nov-2016

Arturo Soto Munguia

La detención del ex gobernador Guillermo Padrés fue, básicamente, un acto de justicia que viene a devolver un poco la confianza en las instituciones.

La presión social era mucha, pero no tanta como el desencanto ciudadano alimentado por las sospechas de pactos a trasmano, negociaciones en lo oscurito, arreglos a modo en las cúpulas partidistas y desplantes de arrogancia que pretendían sostener la idea de que el ex gobernador era intocable a partir de la información que mantenía consigo y que involucraba a connotados miembros de la clase política priista en el gobierno federal y en los locales.

La suerte de su homólogo de Veracruz parece echada. Su detención es inminente y no para ‘emparejar los cartones’, como declaró Padrés en su última entrevista en libertad, durante la entrevista con Ciro Gómez Leyva, minutos antes de entrar al Reclusorio Oriente para no volver a salir, salvo para algún traslado al Reclusorio Sur.

La detención de Javier Duarte es, también, un acto de justicia que no puede seguir postergándose, porque igualmente el ex gobernador veracruzano está implicado en iguales o peores actos de corrupción a los perpetrados por Padrés y su camarilla.

Mantenerlo en condición de prófugo alimentaría, entonces sí, la idea de una justicia selectiva, principal argumento que los cada vez más pocos y cada vez más desautorizados defensores del ex gobernador sonorense, utilizan para aludir a una venganza política, aunque bien a bien no se sabe de qué tendrían que vengarse los tricolores, después de la tunda que le propinaron al padrecismo el año pasado.

Sería ingenuo pensar que no hay un dejo de revancha en estos hechos, pero éstos en todo caso no vienen sólo del PRI y de los priistas, sino de un amplio sector de la población que se sintió agraviado en el pasado sexenio, y uno más amplio que asistió, cotidianamente, al sorprendente espectáculo del saqueo y la no menos sorprendente impunidad con que los padrecistas se burlaban de ello.

La detención de su hijo Guillermo Padrés Dagnino, acusado de lavado de dinero y delincuencia organizada a partir de que su propio padre lo involucrara en esos presuntos ilícitos, viene a darle un toque de tragedia familiar al asunto, pero la carga de las pruebas y la atención a la exigencia ciudadana de justicia tomó ese derrotero, inesperado para algunos, pero no para todos.

Ya se sabía que el muchacho aparecía como co-propietario del rancho Pozo Nuevo, investigado desde hace tiempo como lavadero de dinero de procedencia ilícita. Alegar sorpresa es igual que sorprenderse si mañana o pasado detienen a alguno de los hermanos del ex gobernador o a alguno de sus cuñados, que también están siendo investigados y se han vuelto ojo de hormiga.

De hecho, la PGR ya consignó al menos 20 órdenes de aprehensión más contra funcionarios del pasado gobierno; familiares cercanos y empresarios amigos de Guillermo Padrés.

Hacen bien, los panistas de Sonora en exigir que el ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte, sea también encarcelado. Eso seguramente ocurrirá pronto.

Pero la victimización de los Padrés hoy en la cárcel parece más un recurso propagandístico de manipulación política, toda vez que ambos incurrieron en los delitos de los que se les acusa, en un acto pleno de conciencia, amparados en una impunidad que, supusieron, se extendería más allá de su mandato.

Con el encarcelamiento de los Padrés, la demanda ciudadana se ha cumplido a medias. Falta aún ver cómo habrán de resarcir el daño patrimonial que provocaron. Y que el largo brazo a la ley alcance a los que siguen prófugos.

 

II

Por la cantidad de personas involucradas en presuntos ilícitos y por el grado de avance en las investigaciones, es previsible que el tema de los litigios, las detenciones, encarcelamientos y demás, permanecerá en la agenda sonorense durante un largo tiempo.

Más aún, cuando la ex primera dama insiste en mantenerlo así, apareciendo como lo volvió a hacer ayer, en el programa de Ciro Gómez Leyva, hoy por hoy titular del copyright de la defensa mediática de los Padrés.

En su condición de madre, es absolutamente comprensible el activismo mediático de la señora Iveth Dagnino. Cualquiera que se pare a las afueras del Cereso en día de visita y pregunte a las madres que van a visitar a sus hijos presos, sostendrá lo mismo que ella, cambiando lo que haya que cambiar en cada caso de los delitos imputados.

Llama la atención que la señora ya comienza a cambiar un poco su discurso, en el sentido de reconocer que el caso de su marido es más grave que el del hijo, lo cual concuerda con una versión que circuló ayer en redes sociales, en el sentido de que el ex gobernador pudo haber declarado que, con su autoridad de padre presionó al muchacho para firmar documentos y abrir las cuentas bancarias que hoy lo mantienen preso.

En lugar de declarar que él es responsable de los actos de su hijo, Guillermo Padrés declaró ante el juez que él sólo fue responsable de sus propios actos, dejando a su hijo en la indefensión, de acuerdo con esa versión, que deja abierta la posibilidad de que la señora entre en conflicto con su esposo por este tema, aunque eso se ve lejano pues, como se sabe, Iveth Dagnino también tiene algunos pendientes en asuntos como el del secuestro, tortura y encarcelamiento de su ama de llaves, Gisela Peraza, así como la venta de niños en el DIF.

La agenda judicial pues, no se desahoga con el encarcelamiento de Padrés, sino que apenas abre nuevos capítulos.

 

III

La agenda en Sonora, sin embargo, tiene otros temas distintos.

Día ajetreado el de ayer, para ser ‘puente’. Tres eventos presididos por la gobernadora: el desfile conmemorativo del 106 aniversario de la Revolución Mexicana; la asamblea plenaria del Comité de Planeación para el Estado de Sonora y la entronización de nuevos miembros del Salón de la Fama del Deporte Sonorense, así como la entrega del Premio Estatal del Deporte.

Hoy la gobernadora estará en la celebración de los 30 años de la planta de estampado y ensamble Ford, y luego entregará vehículos para fortalecer la capacidad resolutiva en materia de salud.

Pero la jornada comenzará más temprano, cuando el alcalde Maloro Acosta presente la continuidad de la estrategia de seguridad pública, lo que por cierto urge. También habrá eventos de INADEM, DIF municipal e IMCA.

O sea, la vida no se detiene ni gira en torno a la judicialización de la política.

 

También nos puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=110190

Publicado por en Nov 22 2016. Campo bajo El Zancudo. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte