Hermosillo, Sonora. Jueves 21 de Noviembre de 2019
 
|

No me gusta desayunar, ¿eso es malo?

desayuno

 

CIUDAD DE MÉXICO.- Las rutinas matutinas varían por factores como la educación, los horarios laborales o hasta nuestros gustos a la hora de ingerir alimentos, y el mundo podría dividirse entre las personas que odian desayunar y las que no pueden comenzar el día sin un buen bocado de comida.

Cualquiera que sea tu bando, lo que debes saber es que la ciencia y hasta la sabiduría popular han coincidido en lo importante que es la primera comida del día si queremos estar fuertes y sanos.

Así, investigaciones científicas han afirmado que el desayuno es la comida más importante de nuestras jornadas.

De acuerdo con Marta Gámez, nutricionista de Grupo NC Salud, aquellas personas que desayunan de forma habitual suelen preocuparse más por la calidad de su dieta, en comparación a las que no lo hacen.

Por otro lado, si eres de los del club del “no desayuno”, de acuerdo a la nutricionista, sería mejor que hiciera el esfuerzo por desayunar pues no hacerlo abre las posibilidades de sufrir mareos, sequedad en la boca, cansancio durante el día y dolor de cabeza. Además, cuando no desayunamos, nuestro cuerpo entra en un “modo de ahorro de energía”, un mecanismo que se pone en marcha cuando llevamos más de tres horas sin comer y que provoca el almacenamiento de grasas por parte del metabolismo, por lo que se favorece el aumento de peso.

Por tanto cuando desayunamos y distribuimos nuestros alimentos en cinco porciones durante el día, evita que caigamos en episodios de ingesta compulsiva: desayuno, tentempié, comida, merienda y cena.“No deben pasar más de 3 o 4 horas entre ellas, comenzando como muy tarde una hora y media después de habernos levantado ”, aconseja Marta Gámez.

Pero, ¿no desayunar es solo un maña?
También existen personas para las que desayunar representa un verdadero desafío físico y de acuerdo con algunos nutricionistas existen dos claves principales para esto: 1) haber consumido muchas calorías en la cena del día anterior y 2) la costumbre de no comer recién levantados aprendida desde la infancia.

En resumidas cuentas, el desayuno es fundamental y aquellos que no lo toleran, deberían intentar cambiar sus rutinas con el fin de mejorar su salud; recordar que un desayuno balanceado está complementado por cereales integrales, fruta, proteína y líquidos para compensar la falta de ellos que tuvimos durante la noche.

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=106362

Publicado por en Oct 11 2016. Campo bajo General. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte