Hermosillo, Sonora. Miercoles 18 de Octubre de 2017
 
|

¿Quién manda en Nogales?

El reino de los sátrapas
Gilberto Armenta

En Nogales el único que manda en seguridad pública es el sub director José Guillermo Duarte Astorga, alias la barbie.

El director es Marco Antonio Flores Aguilar, alias el burras, pero su cargo es meramente honorario.

Este vacío de autoridad en la fronteriza ciudad quedó claramente evidenciado cuando elementos castrenses, al mando del Gral. Salvador Cervantes Loza, tuvieron la ocurrencia de intentar una revisión al armamento que los policías municipales portaban, recibiendo de estos una violenta negativa.

El opositor a esa acción militar fue el sub director, y cuando el mando militar solicito la presencia del director, entonces “la barbie” dio instrucciones con desaforadas señas con brazos y manos, para que los elementos a su cargo se negaran a la revisión.

El video con las acciones anteriores es viral en las redes sociales.

Pero ¿por qué manda el sub director sobre el director?

Nogales es una frontera en la que operan todas las modalidades del crimen organizado.

Es un secreto a voces que las distintas bandas delincuenciales operan en coordinación con seguridad pública. De ahí el poder del sub director.

David Cuauhtémoc Galindo Delgado, el alcalde nogalense, no tuvo empacho en minimizar el enfrentamiento de su sub director con las fuerzas militares que se explica arriba, y ante la pregunta de la prensa estatal, el edil dijo que los militares realizaban una revisión de rutina, y no dio más detalles. Por supuesto, pese al incidente, “la barbie” sigue siendo el sub director a su cargo.

Pero, varias interrogantes surgen luego del multi mencionado incidente:

¿José Guillermo Duarte Astorga cuenta con antecedentes penales?

Los juicios que ha enfrentado en el pasado, ¿no lo descalifican para ocupar el cargo de sub director? ¿Aprobó en tiempo y forma los exámenes de control y confianza?

Más de quince unidades automotrices policiacas circulan en Nogales sin placas oficiales, ¿por qué lo permite el alcalde? ¿Qué presupuesto se utilizó para comprar esas patrullas, y cuánto costó cada una? Se dice en Nogales que las mismas fueron donaciones de presuntos delincuentes al subdirector ¿es verdad eso?

Si usted recuerda los hechos del no al gasolinazo de hace unos meses atrás, podrá recordar como en Nogales un grupo de jóvenes manifestantes tomaron la garita fiscal y la especie dicta que, en ese paso libre de Estados Unidos a México, cruzó cualquier cantidad de dinero en efectivo y armas sin problema alguno. Mito o no, todavía se asegura que esos jóvenes manifestantes operaban bajo las órdenes de la autoridad municipal.

Como usted puede leer, en Nogales suceden cosas raras en torno a seguridad pública, al estar consignada a un elemento con antecedentes penales, violencia evidente, y aires de superioridad.

Será que, el sub director Duarte Astorga, ¿está también por encima de la autoridad del alcalde? Habrá que ver.

Y siguiendo ahora con un tema político y electoral, llama la atención una supuesta intención panista por afectar la integridad del II informe de gobierno de Claudia Pavlovich Arellano, a presentarse este próximo mes de septiembre.

El colega y amigo, Rafael Cano, da una extensa explicación en una de sus columnas de que, para concretar esta estrategia de golpeteo, se tiene la intención de utilizar supuestas grabaciones, en las que, según algunos panistas, se estaría evidenciando un caso de nepotismo en la actual administración estatal.

Sin duda, el partido del vado del rio, y el grupúsculo de padrecistas que aún está en libertad, tendrían amplia experiencia para mover en redes cualquier cantidad de audios editados, ya que durante el sexenio del ex gobernador Padrés, y utilizando el C4 y a su titular en ese entonces, y actual diputados local Javier Dagnino, hicieron del espionaje telefónico todo un arte para campañas negras en el 2015.

Según Rafael Cano, Héctor Larios y Moisés Gómez Reyna estarían al frente de esta línea de golpeteo pre informe del gobierno estatal.

Nada distinto – en cuanto a la burda y desequilibrada acción – a lo que Acción Nacional tiene acostumbrado al electorado sonorense, ya que un día siguen con el padrecismo a flor de piel, y el siguiente también.

Pero si hay que destacar que en este plan Larios Córdova y Gómez Reyna estarían afectando a un hijo de Edmundo García Pavlovich, cuyo hijo a su vez, es el secretario general adjunto en la oficina del ejecutivo.

No sorprende que, en el ánimo por sacar a posibles adversarios del camino electoral, se afecte la imagen partidista del ex candidato azul a la alcaldía de Hermosillo, Edmundo García Pavlovich, cuya familia en lo general se vería en un escabroso escándalo político, solo porque a dos ex funcionarios de Guillermo Padrés Elías les estorban rumbo a la alcaldía y/o a la senaduría.

 

Así son las ambiciones electorales.

Gracias por la lectura, puede seguirme en @mensajero34 y
facebook.com/gilberto.armenta.16

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=130109

Publicado por en Ago 25 2017. Campo bajo Opinion. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte