Hermosillo, Sonora. Lunes 27 de Marzo de 2017
 
|

Salvemos a la Vaquita… Pero también a Sonora…

Rastrillando
Por Mario Munguía Murillo
16-febrero-2017
El diputado Manuel Villegas Rodríguez, en la sesión del día del amor y la amistad, expuso un “exhorto” a la señora gobernadora para “salvar a la Vaquita marina”. Tema que obviamente los iguales, o sea, los otros y otras diputados nunca pusieron atención a los argumentos del diputado que habita en el puerto de Guaymas. Creo que los presentes ciudadanos tampoco, pues esperaban la llegada de los revolucionarios ciudadanos y líderes (sic) de las causas que causan que se extinga la confianza de los políticos y gobernantes.

Pero bueno, creo que mejor e importante es rescatar el tema de la Vaquita Marina, pues aunque usted no lo crea, afecta más la vida de todos, incluyendo a las mafias del poder.

La revista Science, publica un trabajo sobre la sexta extinción que la compara con la desaparición de los dinosaurios, -la retoma el periodista Javier Salas y lo publica en el periódico El País el 4 de enero del 2015-, y “muestra un patrón “sin precedentes” en el registro de las grandes extinciones y que con mucha seguridad se debe a la pesca: hoy por hoy, cuanto más grande es el animal marino, más probable es que se extinga”.

Fue un 27 de diciembre de 1831 cuando a bordo de la goleta HMS Beagle, inicio su viaje Charles R. Darwin (12 de febrero de 1809 – 19 de abril de 1882) con el objetivo de estudiar la historia natural de los diferentes países que visito.

De esta expedición, y con la información recabada, en 1859, Darwin publicó su gran libro, cuyo título original es “On the Origin of Species by Means of Natural Selection, or the Preservation of Favoured Races in the Struggle for Life” (traducción al castellano: El Origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas preferidas en la lucha por la vida), pero que usted y yo y muchos conocemos como “El Origen de las Especies”, y fue hasta la sexta edición cuando se tradujo al español en 1877.

La ignorancia y temor a lo que no conocemos; más la manipulación religiosa de que solo existe un “Dios creador del cielo y de la tierra”, nos impide ver más allá de la realidad de nuestro entorno natural.

La biblia dice que la evolución del hombre nace a partir de Adan y Eva; Darwin dice que “todas las especies de seres vivos han evolucionado con el tiempo a partir de un antepasado común, la teoría del origen común. Y la diversidad que se observa en la naturaleza se debe a las modificaciones acumuladas por la evolución a lo largo de las sucesivas generaciones mediante un proceso denominado selección natural”.

En este contexto, la lucha entre natura y Dios, ha permitido que miles de especies de seres vivos –flora y fauna- desaparezcan sin la necesidad de la caída de un enorme aerolito.

El hombre ha evolucionado, actualmente alcanza un estatus –se supone- de inteligencia que aplica a nuevas “herramientas” ya no de sobrevivencia, sino en la búsqueda del poder y del dinero, sin pensar siquiera en que el daño destructivo está rompiendo con la cadena del proceso de selección natural.

La sobrepesca, la construcción de represas, la degradación de los ríos, la minería, la tala de bosques y selvas, y la basura que producimos, amenazan a delfines y ballenas, lobos, jaguares, osos y, más de un millar de animales en el mundo, incluyendo a la Vaquita, la totoaba, y los lirios milenarios de las costas norte de Sonora y Baja California.

Existe desde 1997 el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), donde la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), es “cabeza” de grupo y que actualmente dirige Rafael Pacchiano Alamán, que hoy descubrió que “Está desapareciendo ante nuestros ojos una increíble especie endémica”, así lo dijo el ajonjolí de todos los puestos de gobierno, incluida la Cámara de diputados y el Senado, que como Vidagaray llegó a “aprender”.

Dice el boletín que hiso circular la SEMARNAT que “recomendó un ambicioso plan de emergencia que ayude a salvar a la vaquita marina de la extinción en el norte del Golfo de California. El plan consiste en trasladar algunos ejemplares a un santuario temporal, mientras continúan los esfuerzos encaminados a combatir la pesca ilegal y eliminar las redes de enmalle en el hábitat del cetáceo”.

¿Trasladar? ¿Santuario temporal? Eso es no tener ni idea de lo que dice el señor Pacchiano.

Mientras encuentran el “santuario temporal”, el diputado Villegas espera la respuesta del exhorto que hiso llegar a la gobernadora, que seguramente, lo remitirá a los expertos dirigentes del Centro Ecológico y a su recién creado patronato que atinadamente dirige José Santos Gutiérrez, papa de la diputada Kitty.

Lo cierto de todo esto, por más exhortos y comités que hagan los políticos, la extinción de la Vaquita y otros cientos de animales y flora sonorense, van rumbo a desaparecer de la faz de la tierra.

La solución es simple: que se aplique la ley a los hombres y mujeres que juegan a ser dioses de la economía que solo buscan obtener ganancias a costa de la vida de los demás.

II

Cito textualmente párrafo del Zancudo, si, la columna del Chapo Soto: “Algunos se ponen de pie y comienzan a abandonar el auditorio, decepcionados. Rosa María O’Leary, veterana de mil batallas y una de las originales convocantes a este movimiento tiene un desplante de humildad: “Yo no tengo gente, soy una ciudadana que está hasta la madre”, dice, mientras lamenta la confrontación de sus compañeros: “Me da vergüenza este cagadero”, sentencia, y advierte que mejor se retira”.

La señora Rosa María, es genuina, y por eso criticada por los que se esconden en el anonimato; y si, es una ciudadana que durante muchos años “no se calla la boca” para decir sus verdades de la corrupción e impunidad que se vive en Sonora y México y, con toda la razón del mundo “me da vergüenza este cagadero”…a mí también.

El punto es que una vez más se comprueba que en este mejico –así, con minúsculas y J de jodidos-bizarro, donde la democracia es la más cara (en términos económicos) del mundo, violada, mancillada y manipulada por los , hoy, herederos (PRI-PAN) de la revolución mejicana que siguen utilizando a su aprendices de “paramilitares” que cada día envejecen física y mentalmente.

México – en mayúsculas, con X y acento-, carece de un Líder honesto, carismático e inteligente, por esa simple razón no existe. Pero lo que sí vemos y escuchamos, es a oportunistas al servicio del gobierno en turno y al partido político que cumpla con sus exigencias personales. Lidercillos creados por los mismos partidos políticos.

Mejico necesita muchas Rosa Marías O’Leary que les de vergüenza el cagadero donde vivimos; menos pollos y gallinas de patio trasero. E dicho.

Pero mejor aí se las dejo. Los invito a leerme en mi portal www.vocesdeldesierto.com y demás portales que me hacen el honor de recibirme: Dossier Político, Descierto, Termometroenlinea, Canalsonora, el Zancudo, elchiltepin.com y más….!!!SARAVAH!!!

mmunguia@vocesdeldesierto.com
mtesota@gmail.com
@mariomunguia8

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=117441

Publicado por en Feb 16 2017. Campo bajo Rastrillando. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte