Hermosillo, Sonora. Miercoles 18 de Octubre de 2017
 
|

Se busca un Che

CONTRAPESO
Por Jesús Olivas Figueroa

La política mexicana carece hace años, muchos años de un líder natural, un tipo que sea capaz de mover masas con su mensaje, su contundencia en la voz y una labor de convencimiento basada en argumentos sólidos de una progresión general.

Un hombre o una mujer que sea amada, pero jamás odiada. No existe, y no se ven nacimientos a granel de gente con esos dotes naturales. La política mexicana está gestando políticos incapaces, repletos de corrupción, bañados en intereses personales y salpicando demagogia insultante.

Se necesita un revolucionario, pero no con armas de fuego, sino con un cañón letal en su mensaje, rico en ideales y de una sola

pieza que inspire a la gente que ha perdido toda razón por tener un mejor país.

México lo necesita, es más, le urge.

Si yo le cuento sobre un tal Ernesto Rafael Guevara Serna, médico de profesión, seguramente usted ignorará a quién me refiero; pero si le digo que este argentino es el “Che” Guevara, seguramente en algún momento de su vida se ha deleitado con sus historias.

Pues es precisamente un tipo con al menos una pizca de este que necesitamos en la política mexicana. Complicado encontrar uno así, lo se, se antoja difícil, complejo, incluso, hoy mismo imposible tomando en cuenta la escuela de politólogos que están formando en el país, pero un hombre o una mujer que despertara la conciencia de millones que están dormidos, sería algo maravilloso.

Y recordé lo que necesitamos en nuestra política, escasa de esos especímenes, puesto que ayer se cumplió un año más del asesinato de Ernesto “Che” Guevara en Bolivia, cuando los que saben dicen que fue la CIA que mandó matar a revolucionario por no ser partícipe de sus intereses.

Y es que vemos los discursos de los que quieren gobernarnos y da pena; arcaicos, llenos de pelusa, con vasta dosis de alquitrán setenteño. Desgastado a más no poder, nadie les cree, no son contundentes, destilan interés propio, no han evolucionado. Es penoso, triste.

Y aunque existen sus minúsculas excepciones, no alcanza para darle un vuelco al país, un país que sufre la pobreza extrema por millones, y que describe como obra de arte, ese abismo que existe entre un círculo muy cerrado que esgrime con riqueza sus argumentos sociales, y otros que desde la inmundicia piden al cielo en su más íntimo suplicio, comida para el día siguiente.

El “Che” Guevara se fue de Cuba donde tenía comodidades y demás, en busca de libertar para otros pueblos, el rosarino fue auténtico, de una pieza, vivió siempre arañando la muerte, pero volando a la  libertad, donde finalmente llegó como quería, como lo soñó, luchando contra la injusticia.

En México se acabaron esas piezas de hombres que estaban dispuestos a dar la vida por defender la de otros. La Revolución los mató, y lo digo con penar, pues como coloquialmente se dice, hoy en día se busca con lupa uno solo que no de paso sin guarache, la riqueza que descubrieron en la política cegó cualquier intento por la dignidad, honestidad, por tomar la batuta por los demás. Eso ya no se ve comúnmente. Está en peligro de extinción. La caza furtiva que han intensificado los políticos rapiña, han destrozado las insípidas intenciones de jóvenes políticos que pudieron ser, pero no fueron.

El poblado boliviano la Higuera, fue testigo de la muerte del mito llamado “Che” Guevara, aquel nueve de Octubre de 1967, murió el idealista, y con él, las andanzas de un hombre que inspiró a países enteros para salir de la podredumbre en que sus gobernantes los azotaban.

 

 

Listo…Dios los bendiga, cuide y proteja…

Cualquier duda, aclaración o crítica, mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=132775

Publicado por en Oct 9 2017. Campo bajo Contrapeso. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte