Hermosillo, Sonora. Martes 16 de Octubre de 2018
 
|

Tarifa social

Por Jesús Olivas Figueroa

 

 

La filtración que detonó un río de información que empapó la opinión pública e indigno a un copioso número de usuarios del transporte público, quedó en el pasado, enterrada en el “análisis” del Consejo Ciudadano.

Y es que el golpe que asestó la Gobernadora Claudia Pavlovich fue directo a la nuca de este grupo de ciudadanos sí, por su estricto significado, pero que al momento de tomar decisiones enfocadas en en bienestar económico de la sociedad más necesitada, no se tentaron el alma para atizarles un aumento que era lapidario.

Pavlovich arrancó de tajo las especulaciones, y es que hasta que eso eran, dimes y diretes entre el Consejo Ciudadano, Sictuhsa y usuarios. Cada quien defendiendo su parte claro está, sin embargo, nadie esgrimía argumentos para llegar a un término medio, cada uno tenía su postura y era inquebrantable.

Por un lado, el Consejo y sus 10 millones 600 mil pesos de presupuesto anual estaban aferrados a que el análisis que hicieron fue exacto, y que los 11.50 que destiló dicho estudio era suficiente para llevar al sistema del transporte a otro nivel.

Mientras que los concesionarios, liderados por José Luis Gerardo de Sictuhsa no quitan el dedo del renglón, y aunque ya desistieron del aumento terrorífico de 13.50, insisten en que el aumento de nueve pesos no les permitirá cumplir con un transporte de calidad.

A todas luces Gerardo y concesionarios no quedaron muy contentos con el anuncio de la mandataria, pues para ellos es evidente que dos pesos de aumento no les beneficiará del todo. Y aunque aceptó que Pavlovich hizo lo correcto desde el punto de vista social, también dejó claro que seguirán batallando con ciertas especificaciones que les marca de manera particular la ley del transporte en Sonora.

Y claro, los usuarios preferirían que no se aumentara, sin embargo deben tener claro que el aumento del Diésel fue vasto, y que los dos pesos que incrementará es justo, no más, porque el servicio sigue siendo decadente, y no vale más de nueve pesos.

Así fue la metralla entre los principales actores, todos contra todos, ni siquiera se vio la intención de buscar ese punto medio, apretaron sus argumentos y no voltearon a ver otras opciones, lo que a nadie le gustó, no era equitativo, cada quien buscaba jalar agua a su molino.

Por ello creo que la intervención de la mandataria fue precisa, y no es que haya aparecido como la salvadora, simplemente me parece que en su calidad de Gobernadora del Estado le correspondía actuar y lo hizo, buscó ese punto medio y ahora la pelota regresa a la cancha de del Consejo Ciudadano quien habrá de aprobar o lo contrario.

Esperemos que reaccionen, y luego tendrá que actuar el Congreso del Estado, pues según el Artículo 7 de la ley del Transporte , este Consejo perdurará por tres años, plazo que se cumplió el 2016, y hasta la fecha no ha habido pronunciamiento al respecto.

Es decir, ya deberían haberlo removido o al menos ratificar el el cargo a cada uno de los 11 consejeros, según el Artículo 7. Por otra parte también deberán analizar si los 10 millones 600 mil pesos de presupuesto que tienen, es adecuado, si lo mochan o lo dejan igual, según sea el peso de este Consejo, que a todas luces a quedado a deber al ciudadano.

 

Listo…cualquier duda, aclaración o crítica mi correo es jessolfi@gmail.com Twitter @jessolfi_y

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=127119

Publicado por en Jul 5 2017. Campo bajo Contrapeso. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte