Hermosillo, Sonora. Viernes 21 de Septiembre de 2018
 
|

Un debate no garantiza un triunfo, pero puede perfilar la derrota

Arturo Soto Munguia
Los debates, como ejercicio de confrontación de ideas entre candidatos, y como una vitrina a la que el público puede asomarse y formar su propio criterio, hace tiempo que llegaron para quedarse.

Ayer se realizó uno más de estos ejercicios, entre los candidatos a la diputación por el distrito 03 federal: David Palafox Celaya, Lorenia Valles Sampedro y José Serrato Castell, por las coaliciones que encabeza el PRI, Morena y el PAN, respectivamente.

Al margen de que, como suele suceder en estos casos, todos los candidatos despliegan diversos operativos mediáticos para proclamarse vencedores, las audiencias serán siempre las que tengan una mejor opinión sobre el desempeño y las propuestas.

Lo más notable de este ejercicio, en todo caso, es comprobar las tendencias que marcan todas las encuestas y sondeos en el sentido de que Morena se ha metido a la competencia electoral seriamente, pasando por encima del PAN, representado en este caso por José Serrato, a quien le sigue pesando mucho la losa del padrecismo, que le resta credibilidad a sus buenas intenciones.

De David Palafox se puede decir que su experiencia como dirigente de partido, funcionario público y legislador, especialmente esto último, donde destacó en la actual legislatura local por un intenso trabajo de cabildeo con distintos sectores sociales, lo ha forjado más en el debate y en la exposición de ideas.

Sin embargo, se debe reconocer el crecimiento que ha tenido Lorenia Valles, que también acredita experiencia como legisladora federal y se encuentra en esa posición más cómoda como oposición a los gobiernos del PRI y el PAN y que sintetizó ágilmente cuando le pidieron concluir con una participación de dos segundos, y dijo: “que si quisiera que las cosas sigan igual, votaría por ustedes”. Punto.

Un debate, dicen los que saben, no necesariamente sirve para ganar una elección, pero sin duda sí puede servir para perderla. En este caso, todo parece indicar que el que se mostró más nervioso y menos preparado fue Serrato; la más agresiva en sus cuestionamientos, Lorenia Valles, y el que mostró más tablas, David Palafox.

Como siempre, insisto, quien tiene la mejor opinión es usted, atenta lectora, suspicaz lector, y todavía falta por ver cómo trabajan los equipos de los candidatos en tierra, pero sobre todo en el famosísimo “Día D”, que en mucho es el que define resultados electorales.

 

 

II

Y a propósito de suspicacias, levantó muchas la nota difundida ayer, que da cuenta de la firma de un convenio entre las fundaciones Beatriz Beltrones y Ganfer, para complementar sus campos de trabajo, uniendo esfuerzos en la detección oportuna de cáncer de mama y cérvico uterino por un lado, y por el otro, en programas de capacitación para el autoempleo y talleres de superación personal.

La fundación Beatriz Beltrones tiene 13 años trabajando en el campo de la atención a mujeres, específicamente con exámenes gratuitos para detección de cáncer de mama y cérvico uterino (ha aplicado cerca de 280 mil), mientras la fundación Ganfer trabaja más en proyectos de desarrollo personal, por lo que al complementar ambos campos seguramente se traducirá en más y mayores beneficios para mujeres sonorenses.

El convenio fue firmado por Sylvana Beltrones, candidata del PRI al senado de la República, y Luisa Alejandra Gándara Fernández, hija del ex candidato del PAN a la gubernatura en 2015, Javier Gándara y doña Marcela Fernández, de larga trayectoria en labores altruistas y de beneficencia, ambos presentes en el evento.

Los apellidos de las firmantes, desde luego, pesan en el escenario político sonorense y ello llevó a muchos a hacer miles de conjeturas y no pocas especulaciones acerca de eventuales mensajes políticos que pudieran estar mandándose con esta alianza que, dijo Sylvana, “nos habíamos tardado en hacer”.

No faltó quién sugiriera un regreso de Javier Gándara a su vieja casa tricolor, frente al escaso crecimiento de los candidatos del PAN y la debacle que se avizora para ese partido, pero claro, esas son sólo especulaciones, al menos hasta el momento.

 

III

Lo que es cierto, y para documentar ese complicado escenario para el blanquiazul en Sonora, ayer circuló una nueva encuesta, ahora de la empresa Sigma en la que se mide la preferencia electoral bruta entre los candidatos a la alcaldía de Hermosillo, resultando que El Pato de Lucas aparece con el 32.4%, seguido de la candidata de Morena, Célida López Cárdenas con el 21.6%, y en un lejano tercer lugar, con el 14.9% aparece la candidata del PAN, Myrna Rea.

Los candidatos de Movimiento Ciudadano, del MAS (¿?) y el independiente, Charly León, Lupillo Curiel y Norberto Barraza aparecen con porcentajes francamente marginales.

En preferencia electoral efectiva El Pato gana con 41.4%; Célida López tiene 27.6% y Myrna Rea el 19%. Los otros siguen en la marginal franja de un dígito.

En cuanto al conocimiento de los candidatos, El Pato es a quien mejor le fue con un 77% y aquí sí Myrna Rea le saca una ligera ventaja a Célida López (24 contra 21), lo cual es comprensible pues la empresaria del fierro tiene toda su vida en Hermosillo, mientras la rocaportense comenzó a aparecer en la vida pública capitalina apenas en 2009, cuando se integró al gabinete de Guillermo Padrés. De hecho, en el cuarto lugar, muy cerca de ella aparece Charly León con el 18%.

A la pregunta: “De los candidatos a la alcaldía de Hermosillo, ¿Quién cree usted que va a ganar el próximo 1 de julio?, El Pato aparece con el 47%; Célida López con el 15%, Myrna Rea con el 12%; Charly León con 3%; Norberto Barraza con 2% y Lupillo Curiel con 1%.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=144335

Publicado por en May 8 2018. Campo bajo El Zancudo. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte