Hermosillo, Sonora. Lunes 24 de Septiembre de 2018
 
|

Violencia a secas o de género: el que la hace la paga

Arturo Soto Munguia

Comienza a aclararse el escabroso caso del joven Genaro, quien el pasado dos de mayo apareciera muerto en las celdas de la comandancia de Policía Municipal de Navojoa, a donde fue llevado después de ser detenido por una falta administrativa. Aparentemente se quiso hacer pasar como un suicidio, pero había demasiada evidencia de que pudo tratarse de un asesinato.

Se movieron rápido los sabuesos de la Fiscalía General de Justicia del Estado y ayer por la tarde ejecutaron dos órdenes de aprehensión, contra uno de los agentes que detuvieron a Genaro y la otra contra el “llavero”, como suele conocerse a la persona que abre y cierra las celdas.

En un mensaje difundido ayer por el Fiscal General, Rodolfo Montes de Oca Mena explicó que los delitos por los que se acusa a los hoy detenidos son: abuso de autoridad, tortura y homicidio, y que aún falta ejecutar un par de órdenes de aprehensión más.

También se autorizó la exhumación del cuerpo del joven y la participación de un médico de la confianza de los familiares de la víctima, para una revaloración general de la autopsia, para lo cual un juez concedió plazo de siete días.

La Fiscalía, la CEDH y la CNDH tienen sus ojos puestos sobre este caso, del que la sociedad exige esclarecimiento total y castigo a los responsables.

“En Sonora, el que la hace la paga”, concluyó su mensaje el fiscal. Que así sea.

 

II

Mañana se llevará a cabo el primer debate entre los candidatos a senadores por Sonora y ya las tres fórmulas en contienda confirmaron su asistencia.

Este encuentro se podrá seguir desde las 6 de la tarde a través de la señal de Telemax y la televisión universitaria durante la primera hora y 20 minutos, y los restantes 40 minutos a través de la plataforma del INE (Facebook live INE Sonora).

De acuerdo con las más recientes encuestas, las fórmulas de las tres coaliciones en contienda llegan con la que encabeza el PRI liderando las preferencias, seguidas de la que encabeza Morena y en tercer lugar la que encabeza el PAN.

Este ejercicio puede ser una oportunidad para ver a los seis contendientes desarrollando los temas, pero sobre todo, confrontando sus ideas y propuestas y desde luego, aprovechando para darse de zapes tratando de ganar puntos en las preferencias a partir de quitárselos al de enfrente.

Y como suele suceder, el expectante público estará más pendiente de esto último que de las propuestas, porque finalmente éstas ya han sido expuestas a lo largo de las semanas que ya llevan sus campañas.

Por el PRI, van Sylvana Beltrones y Maloro Acosta; por Morena, Lilly Téllez y Alfonso Durazo y por el PAN, Antonio Astiazarán y Leticia Cuesta. El formato, dicen, será muy similar al que vimos en el debate de candidatos presidenciales.

Para el público será una invaluable oportunidad de verlos a todos juntos debatiendo sobre temas como seguridad, salud, educación y cultura, economía; defendiendo las banderas de sus respectivas plataformas políticas y contrastando sus visiones sobre el antes, el ahora y el mañana.

Prefiero no adelantar vísperas y mejor avituallarme de sodas y palomitas para mañana en la tarde, y ver detenidamente el desempeño de cada uno, especialmente de las féminas en cada fórmula, pues son las que acreditan menos experiencia en el debate político (y espero que esto no se tome como violencia por razones de género), pues los varones ya tienen un largo y retorcido colmillo en lides electorales, en el servicio público, en tareas legislativas y ni se diga en el cuerpo a cuerpo cara a cara de la sabrosísima grilla mexicana.

Veremos y comentaremos.

 

III

Y ya que hablamos de violencia política contra la mujer por razones de género, importante el convenio firmado ayer entre la autoridad electoral y las distintas fuerzas políticas en contienda, para prevenir, denunciar y erradicar estas prácticas en una disputa electoral donde participan, gracias a la reforma impulsada por la gobernadora Claudia Pavlovich, más de dos mil mujeres buscando cargos de elección popular en condiciones de igualdad con los varones.

En el IEE se llevó a cabo la firma de este convenio y cada dirigente partidista tuvo oportunidad de exponer sus consideraciones sobre el tema, coincidiendo todos en la necesidad de mantener la civilidad y el respeto, pero sobre todo, de traducir los dichos en hechos y demostrar en la práctica, la voluntad para llevar la fiesta en paz.

Porque una cosa es acordar institucionalmente los términos en que debe desarrollarse la contienda, y otra, muy otra, controlar el “nalgaprontismo” de incontables acomedidos que desde el anonimato en redes sociales, lanzan sus envenenados dardos sin tentarse el corazón y sin distinguir géneros.

La gobernadora fue enfática al recordar cómo, durante su campaña en 2015, fue objeto de las más despiadadas campañas negras y aún así, supo resistir y remontar encuestas que la ponían al menos debajo de Javier Gándara y sus padrecistas apoyadores, con más de 20 puntos.

Todavía hoy, dijo, sigue siendo objeto de ese tipo de violencia, tratando de minimizarla por su condición de mujer, aduciendo que detrás de ella hay alguien, y siempre, subrayó, aluden a un hombre.

Quiero decirles que detrás de mí sí hay alguien. Pero no es hombre. Es mujer. Es mi madre, dijo.

Tómala.

 

IV

 

Y como estamos en campaña, todo se vale. Incluso inflar artificialmente a candidat@s en redes sociales.

Ayer, Lilly Téllez hizo algunos comentarios sobre la columna del día. Intercambiamos opiniones en un diálogo de respeto. Hasta ahí todo bien.

Luego, mis notificaciones se llenaron de “favs” a su primer tuit. Hasta entrada la tarde, seguían sonando. Por pura curiosidad les di una pequeña estalkeada a tan acomedidos simpatizantes. Hasta las nueve de la noche llevaba 197 “favs”, lo cual supondría un gran apoyo para la candidata a senadora por Morena.

Pero oh sorpresa. Resultado del stalkeo, pude apreciar que en 90 por ciento de los “simpatizantes” eran robots. Sí. Cuentas creadas ex profeso para retuitear automáticamente y generar una percepción de apoyo masivo. Sin seguidores, sin identidad, ubicados en otros estados del país y en el extranjero. Sin más interacciones, sólo RT’s.

No es la única candidata que hace eso, ni la primera vez que sucede. Durante el padrecismo esa era una práctica recurrente, que por cierto tuvo resultados desastrosos.

Nunca he entendido para qué hacer eso. Si la intención es engañar a la audiencia, probablemente lo consiga entre algunos. En el resto, el engaño tiene un efecto contrario al buscado. Pero bueno, estamos en campaña.

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

Visita www.elzancudo.com.mx

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=144950

Publicado por en May 16 2018. Campo bajo El Zancudo. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte