Hermosillo, Sonora. Domingo 19 de Noviembre de 2017
 
|

¿Y cuándo el periodista tiene la razón?

ARCHIVO CONFIDENCIAL
POR ARMANDO VÁSQUEZ A.

Este lunes se publicó en el Diario Oficial de la Federación el decreto que tiene por objeto garantizar y reglamentar el ejercicio del derecho de réplica que establece el primer párrafo del artículo 6o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2017/05/15/1163767

Se detalla lo que son agencias de noticias, medio de comunicación y productor independiente como empresas o personas que obtienen y transmiten información por cualquier vía: impresa, electrónica o de cualquier otro tipo.

L Derecho de Réplica es el derecho de toda persona a que sean publicadas o difundidas las aclaraciones que resulten pertinentes, respecto de datos o informaciones transmitidas o publicadas por los sujetos obligados, relacionados con hechos que le aludan, que sean inexactos o falsos, cuya divulgación le cause un agravio ya sea político, económico, en su honor, vida privada y/o imagen.

Toda persona podrá ejercer el derecho de réplica respecto de la información inexacta o falsa que emita cualquier sujeto obligado previsto en esta Ley y que le cause un agravio.

Los partidos políticos, los precandidatos y los candidatos a puestos de elección popular, debidamente registrados ante las instancias electorales correspondientes, podrán ejercer el derecho de réplica respecto de la información inexacta o falsa que difundan los medios de comunicación en términos de lo dispuesto por esta Ley. Tratándose de los sujetos a que hace referencia este párrafo y en los periodos que la Constitución y la legislación electoral prevean para las precampañas y campañas electorales todos los días se considerarán hábiles.

Los medios de comunicación, las agencias de noticias, los productores independientes y cualquier otro emisor de información responsable del contenido original, serán sujetos obligados en términos de esta Ley y tendrán la obligación de garantizar el derecho de réplica de las personas en los términos previstos en la misma.

 

Los sujetos obligados deberán tener permanentemente en su portal electrónico el nombre completo del responsable, domicilio, código postal, entidad federativa, correo electrónico y teléfono.

A falta de disposición expresa en esta Ley, se aplicarán de manera supletoria las disposiciones contenidas en el Código Federal de Procedimientos Civiles. Hasta aquí la información.

Lo curioso es que desde siempre ha existido el derecho de réplica y si no se otorga, la persona tiene derecho a ir a los tribunales debido.

Lo injusto para el caso de los periodistas es que cuando se publican fallas de los funcionarios y hasta se comprueban, lo que uno describe no tiene validez legal, entonces, ¿dónde está la equidad que debe prevalecer en toda ley?

Recuerdo que cuando se fundó la CEDH –la primera administración–, nos llamaron a la mayoría de los periodistas y se nos dijo que lo que nosotros publicáramos sería tomado en cuenta para investigación sobre derechos humanos, eso nos permitió ponerle más atención a la denuncia pública que hacíamos alrededor de un hecho que nos indicaba la comisión que tenía validez para ser tomado en cuenta para investigarlo.

Gracias a esas denuncias que hicimos todos los periodistas logramos que gente inocente saliera de la penitenciaría o bien, que pusiéramos en jaque a la autoridad. Pero eso se acabó. Nunca más se nos ha permitido que nuestras denuncias sobre fallos negativos en materia de derechos humanos pasen a formar parte de los formatos investigativos de la CEDH. Ya no les importó.

¿A dónde voy con esto?, a que no es pareja el sistema legal pues este decreto de derecho de réplica viene a favorecer en su mayoría a los funcionarios o candidatos que cometen ilícitos. De hecho, el primer paso de definir quién es comunicador y quien no lo es, debería estar regularizado a través de organismos ciudadanos que existen, que te dan el reconocimiento de ser un medio de comunicación. Pero eso no viene en la ley.

Y claro está, ahora cualquiera se dice periodista o comunicador sin serlo. Y más con las redes sociales. Ojalá hubiera un padrón y se cumpliera con los requisitos debidos para tener sustento de poder llamarse periodista. Es cierto, hay mucho estafador y los que estamos en el medio los conocemos y les damos el respeto que merecen: ninguno.

En fin, es un tema complicado, pero ya se decretó y vamos a ver como pinta el colorado. Por hoy es todo, mañana le seguimos si Dios quiere.

Armando Vásquez Alegría es periodista con 30 años de experiencia en medios escritos y de Internet, cuenta con posgrado en Administración Pública y Privada.

Correo electrónico: archivoconfidencial@hotmail.com

Twitter: @Archivoconfiden

URL corto: http://h.canalsonora.com/?p=124043

Publicado por en May 17 2017. Campo bajo Archivo Confidencial. Puedes seguir cualquier respuesta a través de RSS 2.0. Both comments and pings are currently closed.

Comentarios cerrados

Comparte